PALABRAS

"Una mirada lo cambia todo: la perspectiva, la luz, la sombra, el verso... la palabra."

ARGIZAIOLA Tabla de luz

Hace 2 meses / Simbología / 0

Fecha de publicación: 21 de agosto de 2021

ARGIZAIOLA Tabla de luz 

Por Cristina Mª Menéndez Maldonado

Hace unos días, en Estella, conocimos el taller de madera y reproducción de piezas etnográficas de Estella, en Navarra de Carmelo Boneta Lopetegui. Dicho taller está en la calle La Rúa, 19-Bajo. Estella.

Este artesano trabaja de manera tradicional numerosas piezas, como las cajas labradas con detalle donde se transportaban a los Santos de casa en casa, y también, de "extranjis" (como él mismo nos comentó) algún que otro licor prohibido. 

De todos los muebles e interesantes piezas  que realizó el señor Boneta, nos llamó la atención la ARGIZAIOLA, que según él mismo nos explicó, se denomina "Tabla de luz" y que tras mi investigación posterior también es llamado "Cerillero de Difuntos"

Esta pieza, que para Boneta ahuyentaba a las brujas en época medieval, fue cristianizada, como suele pasar con otras cosas paganas, en la figura de San Miguel. 

     

                       Argizaiola (Tabla de Luz) y su cristianización a la derecha como San Miguel

En la página de etnografía del Museo San Telmo, se dice así...

Argizaiola

Etimológicamente formada por los términos Argizaia (cera) y Ola (tabla), la palabra argizaiola nos remite a un soporte de madera con forma de tabla en torno al que va enrollada la cera que arde en recuerdo de los difuntos. Y es precisamente este el eje central de la colección: el culto a los antepasados en Euskal Herria.

La sociedad vasca siempre ha estado muy vinculada a sus antecesores, y no sólo de una manera espiritual, sino también social y económicamente. De ahí la importancia de estos nexos de unión generacionales representados a través del fuego, un signo de vida, de propiedad, que purifica y acompaña a los muertos.

Desde finales del siglo XVI, la argizaiola ha sido un elemento muy arraigado a la cultura vasca en su homenaje a sus difuntos. 

Es muy importante que no se pierda la sabiduría de los artesanos, su trabajo con las manos, su vocación artística. Son el punto de conexión con nuestro pasado y los que hasta hoy mantienen viva parte de nuestra historia. 

Podéis leer la noticia que publicó en 2011 el Diario de Navarra AQUÍ