ROSTROS DE LA LUNA

"En el majestuoso conjunto de la creación, nada hay que me conmueva tan hondamente, que acaricie mi espíritu y dé vuelo desusado a mi fantasía como la luz apacible y desmayada de la luna." —Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870) Poeta español.

Cristina Mª


Soy animal de ciudad, escritora y periodista. Vivo en Madrid (España), pero guardo en mis venas la conexión con mi bisabuela Teo, indígena de Ucayali (Perú), que según me contaron mis ancestros, conoció a los Shuar y estos le regalaron las reducidas cabezas de un príncipe y una princesa Inca…

La sangre tiene memoria, mis venas lo cuentan en cada pulso… Tengo hambre de cielo, de tierra, de selva…

Estoy hambrienta de paisajes, de noches que retumban de silencios y vidas secretas…Quiero respirar los rastros de Reinos lejanos, el agitado olor de las orquídeas y bromelias, sentir el latido de la piedra en mis dedos, recorrer  parques naturales, empaparme de lluvia, sentir el oleaje en mis pies, dialogar con los volcanes…

Comprender y honrar a los indígenas de todas las tierras, sus costumbres, rituales, danzas. Ellos son custodios de antiguas sabidurías. 

Conocer al mono capuchino, al carpintero carinegro, al perezoso y la iguana, al tapir y la tortuga baula, al chocuaco y el basilisco, el inquieto colibrí...

Saborear tamales, ceviches, pastelas, pejibayes, cocinas de todo el mundo…Sentir en la garganta el dulzor de elixires exóticos.

Abrazar la vida como si solo existiera instante por instante en mis viajes ese pellizco de mundo y entero pudiera custodiarlo en mi alma,  acunarlo para siempre entre mis tesoros. 

Después de cada jornada, desbordarme feliz en mi diario. Palabra por palabra, latido a latido. Selvas, océanos, plantas, animales, antiguas civilizaciones, rastros de lo que fue, es y será. El pulso de la vida en todo lo que se ve y en lo que, invisible a los ojos, solo se alcanza con el alma.

En este viaje y en todos los viajes de mi vida quiero a Gerson A. de Sousa a mi lado. El es mi pareja, pero también un fotógrafo con una mirada que ilumina, que rescata, que trasciende y hace danzar perfiles y sombras, por algo es también bailarín.  Gerson es brasileño y guarda en sus venas  ese pulso apasionado y ancestral, similar al mío.


En mi parte más profesional, colaboro con varias revistas de investigación e historia del grupo MC Ediciones. También imparto talleres de escritura creativa, y soy autora de relatos breves como "Álbum de cuentos", (1995); "Palabras para plantar primaveras", (2005);  "Las mejores historias de amor o cómo rompimos la muerte a besos", (2012); "Diario de una artista", (2013);  "El Alma de la Armonía", (2013); también de cuentos infantiles ilustrados como "Peditos, pedetes y pedotes", (2013) o "¿Te cuento un secreto?", (2014), así como  de la novela  "Palabras de lluvia", (2013), "Diosas del silencio" (2015) y recientemente junto a varios autores "El señor de las especias y otros relatos" (2017). El año próximo, si los astros están a mi favor publicaré una nueva novela con historias de mujeres y abanicos.