PALABRAS

"Una mirada lo cambia todo: la perspectiva, la luz, la sombra, el verso... la palabra."

LAS CRIATURAS FANTÁSTICAS DE RUT VILLAMAGNA

Hace 2 meses / Gente con ARTE / 0

Fecha de publicación: 18 de diciembre de 2017

ENTREVISTA A RUT VILLAMAGNA

Por Cristina Mª Menéndez Maldonado

Rut Villamagna

La artista leonesa Rut Villamagna ha formado y forma parte de los equipos de Arte y Escenografía más relevantes del panorama cinematográfico. Su apasionante aventura de creación pictórica y escultórica comenzó hace más de 12 años en el departamento de ficticios y escultura especial de “Artefacto Escenografía”, para el film “El laberinto del Fauno” de Guillermo del Toro, y desde ese momento, su carrera ha estado ligada a exitosos proyectos como “Frankenweenie” de Tim Burton, “Muppets los más buscados” de James Bobin, “Thor el Mundo Oscuro” de Alan Taylor, “Los Guardianes de la Galaxia” de James Gunn, “Lo imposible” de Juan Antonio Bayona o “Start Wars: el despertar de la fuerza” de J. J. Abrams, entre otros muchos títulos.

Apasionada por su trabajo, Rut Villamagna desarrolla proyectos para grandes producciones, aunque en sus inicios no todo fue un camino fácil. Jornadas interminables, un trabajo duro, cansancio y un salto a Londres que no estuvo exento de dificultades, fracasos, que le llevaron a plantearse el volver a España, pero su perseverancia y el aprendizaje de lo vivido hicieron que siguiera adelante, lo cual le ha traído grandes oportunidades.

En esta entrevista para “Gente con arte”, Rut compartirá con nosotros las curiosidades y senderos de esa magia que se cuece entre bambalinas. Las escenografías que nos hacen soñar y recrean mundos imaginarios, personajes, objetos imposibles que se materializan y respiran en la pantalla. Rut Villamagna nos presenta a sus criaturas...

Pasen y vean…

1.-Tu carrera comenzó en “Artefacto Escenografía” ¿Cómo recuerdas ese momento y lo que aprendiste? ¿Cómo surgió el formar parte de un film como “El laberinto del Fauno” de Guillermo del Toro?

Artefacto significa muchas cosas para mí. Allí aprendí el oficio y pude formar parte de proyectos emocionantes como “El Laberinto del Fauno”, que es mi primera película, y una de las experiencias más increíbles de mi carrera. Éramos un equipo genial, lleno de gente joven empezando en esto, con poca experiencia profesional, pero con toda la ilusión y las ganas del mundo. Aún hoy conservo grandes amigos de aquella época de los que aprendí muchísimo, un par de ellos aún siguen a mi lado en este viaje del “quiero más” y que parece que no tiene fin.

Mi experiencia en “El Laberinto del Fauno” fue tan alucinante que hizo que el resto de los 6 años que estuve en Artefacto se quedaran en un segundo plano a nivel profesional. El oscarizado Director de Arte, Eugenio Caballero, trabajó mano a mano con nosotros haciéndonos entender lo que Guillermo del Toro estaba buscando. Incluso Del Toro en persona se acercó un par de veces al taller a ver lo que estábamos haciendo. Es un tipo genial. Por aquel entonces no nos podíamos imaginar el peliculón que iba a salir de ahí, ni el éxito mundial que iba a tener. Pero daba igual, aquellas esculturas que había que tallar, texturizar y pintar eran lo más importante, tenían que quedar perfectas. Y creo que hicimos un gran trabajo, aún hoy con todo lo que sé, he de decir que hicimos un gran trabajo.

Sin embargo, la actividad de taller en España es muy dura físicamente y yo era muy consciente de que en diez años mi cuerpo no iba a responder igual a las jornadas laborales infinitas, ni al esfuerzo físico que requería la manera de trabajar de Artefacto, además la empresa se me estaba quedando pequeña, y justo empezó la crisis. Se hablaba de que iba a durar diez años (fíjate, ya hace diez años justo desde que empezó, qué ironía y qué rápido pasa el tiempo), y yo quería hacer millones de cosas y sobre todo tener una vida mejor, más calidad, con más tiempo libre y seguir trabajando en proyectos ilusionantes, así que mi marido y yo lo hablamos y decidimos hacer las maletas y emigrar.

2.-Londres fue tu siguiente destino, un lugar donde has tenido grandes oportunidades para desarrollar tu trabajo. ¿Cómo ha sido la experiencia en estos años lejos de tu tierra? En ese salto a Londres estuviste a punto de tirar la toalla, pero con Frankenweenie ya no te ha faltado trabajo. ¿Cómo viviste esos momentos de incertidumbre que dieron paso a una gran oportunidad?

Las historias de éxito suelen tener inicios plagados de fracasos, lo que pasa es que no se cuentan porque a nadie le interesa oírlo y al final se olvidan y parece que todo fue de color de rosa, y que hay gente a la que siempre le sonrió la fortuna. Pero eso es falso, yo creo que es honesto recordar siempre esos fracasos, porque forman parte también del éxito. Así que sí, los inicios fueron muy duros. Antes de Londres, habíamos intentando emigrar a Nueva Zelanda pero no conseguimos el visado y el “plan B” fue siempre Reino Unido. En Nueva Zelanda nos gastamos la mayoría de nuestros ahorros y llegamos a Londres poco más que con una mano delante y otra detrás, y claro, es una de las ciudades más caras de Europa. Al principio conseguí un par de trabajos enseguida como freelance, interesantes y muy bien pagados, y pensé “esto es pan comido” pero luego la cosa cambió, pasaban las semanas, no encontraba nada y después de enviar miles de curriculae sin respuesta empezamos a pensar en regresar a España. Estaba desesperada, no quería tirar la toalla pero la situación empezaba a sobrepasarme y el dinero se acababa. Y de repente me respondieron, no me dijeron para qué era el trabajo, sólo que buscaban pintores de miniaturas y cuando llegué a la entrevista, descubrí que era para nada menos que “Frankenweenie” de Tim Burton y ¡aluciné! Yo siempre había amado la animación stop motion y Tim Burton es uno de mis directores favoritos. En ese instante me di cuenta de que consiguiera o no el trabajo, tener acceso a aquel tipo de producciones era un lujo inalcanzable en España, y que merecía la pena quedarnos. Y nos quedamos. De todo este proceso aprendes que los fracasos no son nunca fracasos, son lecciones que te aportan más herramientas para tomar decisiones. Perseverar y aprender de lo vivido es básico. Suena un poco a Mister Wonderful, pero es básicamente así.

Después de casi un año, Frankenweenie se acabó y como el mundo Stop Motion es pequeño y está algo apartado del resto de la industria del cine, fue un poco como empezar de cero, pero con un colchoncito económico que valía oro. Yo pensaba «bueno, he trabajado en una película de Tim Burton, eso tiene que pesar en mi curriculum» y entonces te das cuenta de que te mueves en un mundo en el que hay mucha gente que ha trabajado con Tim Burton y que tu curriculum es simplemente uno más.

3.- ¿Cuáles han sido los proyectos más enriquecedores para ti?¿ Y el más difícil hasta el momento? ¿Cómo te sientes frente a tus “criaturas”, “escenarios”, etc. ? ¿Qué se hace con todo lo creado...exposiciones…?

El Laberinto del fauno, sin duda, por ser el primero fue uno de los proyectos en los que más aprendí (en aquel momento me faltaba todo por aprender) y que más me han entusiasmado. Frankenweenie por ser mi primera “peli gorda” en UK también fue muy importante para mí en su momento. Después de eso, los logros van perdiendo fuerza salvo algún que otro pico. Por ejemplo, cuando me ofrecieron Star Wars aluciné. Entonces yo no era súper fan pero me dio un subidón enorme cuando pensé en formar parte de algo tan grande como una continuación de la saga. Y así lo he vivido.

Los momentos más difíciles han sido casi todos en España, aquí el día a día es más sosegado. Salvo la barrera del idioma que al principio te lo hace pasar mal, no recuerdo ninguna situación de estrés como las que vivía día sí día también en España. No sé de qué depende que esto sea así, supongo que es también un estado de ánimo, madurar a nivel personal y florecer como profesional. Yo tenía claro cuando crucé la frontera que en este país iba a sacar mi lado zen, no enfadarme jamás y disfrutar de mi trabajo intentando aprender algo cada día sin agobiarme. Y así ha sido.

Es muy satisfactorio conseguir un acabado de pintura como el que tenías en la cabeza y dejar a todo el mundo con la boca abierta, ese sentimiento es brutal, no se puede comparar con nada, y creo que soy un poco adicta.

Los elementos de atrezo de las películas se suelen vender a casas de alquiler de “props”, algunas cosas se guardan y otras muchas (la mayoría) se tiran. Los sets (decorados grandes) se tiran todos. Sale más caro guardarlo que tirarlo. Hasta el estreno de la película se guarda lo más importante, por si hay que hacer regrabaciones (siempre hay que regrabar cosas). Y exposiciones rara vez se hacen aunque merecen mucho la pena. Frankenweenie montó una exhibición al final de la peli que estuvo dando la vuelta al mundo con bastante éxito; y de la saga de Harry Potter se ha hecho un “macro making of” en los estudios de la Warner Bross de Londres que es una pasada de bonito. Como ahora están rodando más películas del mismo universo (Animales Fantásticos y donde encontrarlos), se van añadiendo cosas. No se hace mucho y es una pena porque son fantásticas iniciativas, sobre todo para que el público tenga acceso directo a lo que hacemos los técnicos. Es un mundo muy chulo.

4.- ¿Con qué materiales trabajas? ¿En tu trabajo a veces inventas alguna cosa, improvisas algo nuevo que luego funciona?

Los materiales que uso son muy diversos, depende del tipo de elemento que esté trabajando. Normalmente trabajo sobre un diseño conceptual que un artista ha dibujado y coloreado. En algunas ocasiones puedo añadir efectos que creo que pueden funcionar y depende de cómo lo vea el jefe de departamento, tiro por ahí o cambio cosas.

5.-¿Cómo es trabajar para Guillermo del Toro, Tim Burton y el resto de directores con los que has trabajado?

Cada director tiene su manera de trabajar. En el caso de Guillermo del Toro o de Tim Burton, son artistas que tienen muy clara la parte física del proyecto y se implican mucho en ella a nivel de diseño. Otros delegan en el Director de Arte o en el diseñador de producción que es el que construye la escenografía bajo una línea concreta de colores, estilos, etc.


6.-¿Cómo ha sido tu experiencia en Start Wars: el despertar de la fuerza? Después de esto, ¿cuáles son tus sueños?

Fue una experiencia increíble. Me gustó muchísimo igual que las que le siguieron (Rogue One y El Último Jedi). Es indescriptible la sensación de pintar elementos que quizás se desarrollen después en las figuras en miniatura de la saga y que las veas expuestas en tiendas. Sabes que hay un movimiento muy fuerte de fans que esperan mucho de tu trabajo, y también es un reto intentar estar a la altura. En general, toda la excitación que generan proyectos de esta envergadura te invaden un poco.

   

   

7.- Has participado en muchísimas películas (Black Sea; Éxodus, Cenicienta, Los guardianes de la Galaxia, El Gran hotel Budapest, Lo imposible y un largo etcétera. En esta última “Lo imposible”, ¿Cómo viviste el formar parte de un proyecto que refleja una realidad tan terrible y a la vez tan esperanzadora? ¿Qué te da más juego a la hora de recrear algo “realidad o ficción”?

Siempre es más agradecido trabajar en proyectos de época, fantasía o ciencia ficción porque se elaboran elementos diferentes en los que la imaginación tiene mucho protagonismo. Por ejemplo en “Lo Imposible” estuve trabajando en los escombros que arrastra el tsunami y que para que fueran seguros estaban construidos en materiales flexibles y livianos como corcho blanco. La empresa “Tecmolde” se encargó de la talla con máquinas mecanizadas que son como brazos robóticos enormes que a través del ordenador trabajan el corcho blanco (si quieres puedes ver un ejemplo de lo que hace esta gente aquí:

PINCHAR AQUÍ

Es ahí donde la tecnología aplicada a los efectos físicos puede dar grandes resultados. La historia de “Lo Imposible” era apasionante. Pero te metes tanto en lo que estás haciendo que no eres muy consciente de nada más. Además la mayor parte de las veces, el guion es un gran secreto y trabajas un poco a ciegas. 

 8.-¿Cuáles son tus próximos proyectos o en qué estás trabajando ahora mismo? (Si puedes hablar de ello). ¿Qué es lo más complicado de tu trabajo, el desafío que más te ha costado superar y cómo lo has logrado?

Ahora mismo estoy trabajando en la segunda entrega de “Animales Fantásticos y dónde encontrarlos”, llevo aquí ya varios meses y elproyecto está llegando a su fin. Soy pintora senior en el departamento de “prop-modelling” que se encarga de elaborar muchos de los elementos de atrezo que salen en la película y que manipulan los actores; hemos hecho cosas bellísimas. De los próximos proyectos cinematográficos aún no puedo decir nada, salvo de un libro para niños en inglés que voy a ilustrar; es un proyecto que me apetece muchísimo porque nunca lo he hecho y es todo un desafío.

9.-¿Te planteas seguir en Londres o darías el salto a otro lugar del mundo? ¿Cómo ves a España en cuanto al tema de la escenografía? ¿Qué países consideras punteros en este tema? No me planteo volver a España aunque tampoco descarto esa posibilidad (¡ojalá!). Si me baso en mis posibilidades futuras de una forma realista, el día de mañana quizás podría estar entre España y Londres trabajando en cine en Reino Unido y disfrutando de otros proyectos en mi país. Pero son ideas que a una se le pasan por la cabeza porque en España no me conoce ni el tato y esto funciona mucho por contactos. Sin embargo, cada vez se están haciendo cosas más interesantes en España, y quién sabe si el día de mañana la industria del cine crecerá la suficiente como para darnos trabajo a todos los que nos hemos ido. He conocido a grandísimos profesionales españoles que aun viviendo en España tienen que irse fuera para seguir formando parte de grandes proyectos, además de no perderse los grandes en su país. Hay que confiar en que todas esas personas impulsen de alguna manera el futuro del cine en España. De todos modos, las políticas gubernamentales también son muy importantes, y hay muchos prejuicios contra las subvenciones al cine español; hace años que existe una campaña de desprestigio hacia nuestro sector muy injusta. En un país donde se subvencionan hasta los coches (Plan Renove), me parece bastante hipócrita criticar las ayudas a un sector que puede generar tantísimos puestos de trabajo. Entiendo que quizás las cosas no están bien hechas, pero busquemos la manera de mejorarlas. Cuántas veces hemos oído eso de “si quieren que vayamos al cine a ver películas españolas, que hagan mejor cine”, yo les preguntaría “¿cuáles son las últimas dos pelis españolas que has visto?” y me atrevería a adivinar cuál es la respuesta. Porque se hacen cosas muy buenas con muy pocos recursos; pero la cultura del “cuñadismo” se impone muy a menudo.

Es una pena y eso yo lo veo aquí en Reino Unido, la industria cinematográfica es gigante, produce muchísimo dinero, acelera la economía, genera nuevos puestos de trabajo que se estudian en las universidades como carreras y TOOOOOOODO ESTO es un motor económico gigantesco que en España nuestros gobernantes todavía no ven, se dedican a subir el IVA cultural, y a ponérselo difícil a las producciones extranjeras que quieren venir a rodar a España, un país, por otro lado, que reúne todos los elementos óptimos para ser el lugar perfecto de rodaje. Algún día…

En cuanto a lo de irme a otro lugar, pues ya veremos lo que ocurre con el Brexit, en qué lugar nos deja esto. No me importaría probar en otros lugares, amo viajar y vivir en sitios diferentes, pero hoy día es complicado por las políticas de inmigración de algunos países como Estados Unidos, Nueva Zelanda o Canadá. Este último es uno de los lugares más fructuosos en cuanto a industria cinematográfica hollywoodiense. No estaría mal mudarme a Canadá… y siempre volveríamos a Nueva Zelanda por supuesto.


10.-Si pudieras elegir un proyecto del pasado, presente o futuro ¿Cuál sería?

Como te decía siempre he sido una enamorada de la animación Stop Motion. Habría sido un honor formar parte del equipo de “Pesadilla Antes de Navidad” de Tim Burton; y habría matado por estar en “El Señor de los Anillos” de Peter Jackson; “Jurassic Park”, “Blade Runner”… ¡hay tantas!



PÁGINA WEB DE RUT VILLAMAGNA: PINCHAR AQUÍ

La reproducción de la totalidad o parte de los contenidos de esta página web en cualquier soporte y por cualquier medio técnico deberá citar siempre al autor. Está prohibido la reproducción total o parcial del mismo para fines comerciales o lucrativos sin el permiso del autor.