PALABRAS

"Una mirada lo cambia todo: la perspectiva, la luz, la sombra, el verso... la palabra."

EN DUERMEVELA

Hace 10 días / Simbología / 0

Fecha de publicación: 21 de noviembre de 2020

Desde hace algún tiempo, y sobre todo en los últimos meses, he tenido muchos sueños reveladores y me ha llegado información interesante en el tránsito del sueño al despertar, durante la duermevela. Una información que me ha hecho sentir interiormente que estamos en un cambio muy profundo, individual y planetario. Buscando información a partir de lo que he sentido y vivido en mis sueños lúcidos, he sabido (y esto me resuena totalmente) que el cambio que predijeron los Mayas y que apuntaba al 21 de diciembre de 2012 se refería en realidad al 21 de diciembre de 2020 (aunque en 2021 también se hayan producidos cambios). En predicciones astrológicas se habla del umbral hacia la Era de Acuario, que traerá un cambio de mentalidad diametralmente diferente al que hemos vivido, un cambio en nuestra vibración y en nuestra conciencia. 

En una de esas duermevelas, vi una imagen que he tratado de reproducir con Photoshop. Vi un huevo en mitad de un caos de muerte, fuego, tierra arrasada, que estaba rompiéndose y rompiendo además el propio paisaje desolado. Algo como esto: 

Hoy día 21 de noviembre de 2020 me ha llegado esta información en duermevela:

NADA Y TODO es DIOS -A

Pues bien, entre sueños me ha venido a la cabeza estas palabras y que es una fórmula de la Alquimia del SER.

A través de la NADA, es decir, de borrar purificar nuestro SER de todas las cargas negativas, Karma cruzamos un puente, el puente es la "Y" (de NADA Y TODO)

La NADA además es el arcoíris, el trabajo mental y de visualización para crear una nueva realidad, a través también de la "rebeldía" (no aceptar las cosas como nos las quieren hacer tragar o como dijo la Bíblia: No me hagas comulgar con ruedas de molino). NADA en cábala también es un "buen viaje" y representa también la QUINTAESENCIA

QUINTAESENCIA es lo más puro en lo que se convierte una cosa.

NO SER NADA (sin cargas) es el camino hacia el TODO.

Pero, ¿qué es el TODO? el TODO es la materia, es el vestido, es la tumba y la maduración, es morir.

LA FÓRMULA DE "NADA Y TODO" es: La purificación de la materia para convertirnos en DIOS de verdad