PALABRAS

"Una mirada lo cambia todo: la perspectiva, la luz, la sombra, el verso... la palabra."

Entrevista al Chamán Rubén Munday.

Hace 5 meses / Entrevistas / 0

Fecha de publicación: 1 de diciembre de 2021

Recientemente he tenido la  oportunidad de entrevistar al Chamán argentino Rubén Munday. Su visión espiritual, complementada con un gran conocimiento de los mecanismos psicológicos, filosóficos y económico-políticos de la vida, han revelado respuestas muy interesantes. Entrevistarlo ha sido un privilegio ya que es bastante reacio a darse a conocer...

Rubén Munday además de chamán y canalizador, es profesor de Filosofía. Estudió Ciencias Políticas y Economía.

Como él mismo comentó, nació diferente, extremadamente sensible a los distintos tipos de energías. Su infancia y parte de su adolescencia fueron tormentosos, fue como vivir sumergido en un caldero.

A los 13 años empezó a experimentar un quiebre, una fuerte crisis existencial. A los 14, quiso alejarse de todo, literalmente estaba cansado de la vida.

A los 15 años se fue de casa al norte del país y entró en contacto con los primeros chamanes.

Su maestro fue un viejo indio llamado Martin, que atraído por su sensibilidad, se decidió a enseñarle, tras un año de conocerle.

El aprendizaje le ayudó muchísimo; le salvó la vida y a manejar todo ese potencial que tenía. Si no hubiera aprendido, su propia naturaleza se hubiese vuelto en contra de él, y le habría destruido. El difícil camino del chamanismo requiere de un compromiso con la vida y el dolor. Aquí os dejo su interesante entrevista...

¿Cuál es el camino del Chamán? 

En el chamanismo, como dijo mi maestro, no es uno mismo quien elige su camino, es el camino quien te elige. A quien quiere iniciarse en alguna senda espiritual, le recomendaría que no busque amoldarse a una práctica, sino que busque la práctica que mejor se amolde a él. Como dije, el proceso es diferente para cada uno. No existe una formula universal para alcanzar la iluminación, si existiera, ya toda la humanidad se habría iluminado hace tiempo.

Sanar a otros tiene su costo. Te metes con un karma ajeno y eso tiene su precio. El mal de un paciente, rara vez afecta tu cuerpo, pero sí que afecta tu mente. Al sanar, cargas con el sufrimiento psíquico de tu paciente.

En el chamanismo no hay contradicción. Se necesita más habilidad para explicarlo que para comprenderlo. Son términos para los cuales, a veces, no existen palabras. Muchas cosas hay que visualizarlas para acabar de comprenderlas. Pero insisto en que se requiere más habilidad para explicar que para comprender. Una vez que lo captas, todo resulta claro y sencillo.

Pues hay un detalle en el chamanismo. La disciplina. La disciplina del chamán no es solo una cuestión de moral o de ética. La disciplina tiene como objetivo el ahorrar la energía necesaria para lograr estos cambios de niveles de conciencia.

Tuve dos grandes crisis en mi vida. Las causas de esas crisis fueron justamente esas. Cambiar niveles de conciencia sin estar preparado para encarar mi nueva realidad.

Tenemos un cuerpo energético. Sobre el que se asientan todo nuestro aparato emocional y psíquico. Este cuerpo energético funciona como intermediario entre lo externo y lo interno. Esta en estrecha relación con nuestro cuerpo físico.

Para que lo entiendas mejor, podría llamar al cuerpo energético el cuerpo de deseos o el alma. Es lo que nos anima. El encargado de mantener nuestro cuerpo en condiciones y funcionando. Es como una especie de inteligencia del cuerpo.

Si esta cuerpo energético está debilitado, repercutirá en tu salud mental y física. Es el sostén de todo. Tal vez psicológicamente se esta preparado para recibir un nuevo conocimiento, pero energéticamente no. Y cada conocimiento se cobrara lo suyo.

El conocimiento condiciona el pensamiento y el pensamiento determina la realidad. Cuando la realidad cambia, todo tu cuerpo reacciona para adaptarse a ese cambio. Lo más común son las crisis de ansiedad o la depresión.

A veces puede aterrarte tu nuevo paradigma. Otras veces puedes sentir nostalgia por el paradigma perdido. Otras veces el paradigma puede ser tan complejo que te cuesta dominarlo. Siempre se debe tener la suficiente energía para afrontar un cambio. Ya sea positivo o negativo. Ambos afectan.

¿Qué es la verdad?

La verdad es un invento de la alta aristocracia ateniense. Lo que decían LOS VERACES era la verdad, indiscutible. Siempre había que darles la razón si se apreciaba la vida. De ahí viene la verdad. Nietzsche fue el filósofo que acabó con todas las verdades. Su famosísima frase Dios ha muerto, no se refería al creador; se refería a la verdad. En lugar de Dios, bien se podría poner al dinero, o al Estado, o la educación. O a cualquier cosa que consideremos la verdad absoluta.

Antes de que Nietzsche dijera esta frase, ya hubo unos cuantos filósofos que dudaron de la verdad. Descartes, un día dijo, Basta. Yo voy a dudar de todo. Su frase, pienso, luego existo, muchos la toman como que se debe reflexionar antes de actuar. Pero lo que Descartes quiso decir fue pienso, entonces existo. Si pienso no puedo dudar de la existencia del pensador.

Montaigne en uno de sus postulados dijo, yo, Montaigne, renuncio a la verdad.

El ser humano busca fundamentalmente un sentido. Pero la comprensión del sentido de la vida está más allá de toda comprensión. La verdad absoluta existe pero es inaccesible para el humano,  por la simple razón de que somos seres finitos en un universo infinito. Para nosotros es imposible alcanzar un conocimiento total. Ni aunque pasen diez mil generaciones más. No podemos acercarnos a esa totalidad.


El tejido del espacio- tiempo se expande a mayor velocidad que la luz. Es lo único que puede moverse a una velocidad mayor que la de la luz. Hay galaxias que se alejan de nosotros a tal velocidad que jamás podremos saber de ellas. Su luz nunca llegará hasta nosotros. Hay un límite del universo observable. De lo que haya más allá de ese límite, jamás podremos tener idea. Tampoco percibimos el universo en tiempo real. Muchas de las estrellas que vemos, desaparecieron hace tiempo o ya están en otro sitio. Las vemos cómo eran hace millones de años. Depende del tiempo que su luz tarde en llegar hasta nosotros.

Todo esto que percibimos no es la realidad. No podemos conocer la realidad. Incluso vivimos en el pasado. Unos cuantos milisegundos atrasados en el tiempo, que es lo que demora el cerebro en procesar la información. Por eso, es imposible para nosotros acceder a una verdad absoluta. Porque no tenemos tal capacidad. Y probablemente el no poder acceder es lo mejor, porque no podríamos asimilarlo en una experiencia 3D.

El universo es como enorme ilusión. Como una proyección. Mucho de lo que vemos en el cielo, no esta ahí realmente. Es como ver una gigantesca película. La luz del sol tarda unos 8 minutos en llegar a la Tierra. Ni siquiera vemos al sol tal y como es. Lo vemos como fue hace 8 minutos.

¿Cuál es la función del ego?

Ego es un mecanismo de adaptación, necesitamos de un ego bien estructurado para sobrevivir en la sociedad. Muchos hablan de eliminar el ego, pero el ego no puede eliminarse. Para perder el ego, debe reemplazarse por una guía superior.  Entonces el ego desaparece por si mismo.

Nosotros no conocemos la realidad directamente. Ni siquiera conocemos la complejidad de este mundo. Nosotros nos conectamos con la realidad a través de símbolos. Vivimos en un mundo simbólico. No en un mundo real. Vivimos en un paradigma puramente humano. O sea, vemos todo desde nuestro propio molde.

Imagina por un momento que todos hubiésemos nacido con cristales rojos pegados a los ojos, y que esos cristales fueran imposibles de remover. Todo en la naturaleza seria rojo para nosotros. Esos cristales son el espacio y el tiempo. Nuestra forma de percibir, condiciona nuestra realidad.

Hay entidades para las que no tiene ningún sentido el tiempo. Tienen tal capacidad de percepción que para ellas todo está sucediendo a la vez. Su forma de percibir el universo difiere muchísimo de la nuestra.

Nosotros tenemos capacidad de percibir fracciones pequeñísimas del tiempo.

Imagina si puedes un universo sin tiempo donde todo simplemente es y nada sucede. Eso te dará una idea de cómo funcionan esos mecanismos. Y porque es tan difícil cambiar el destino.

Libertad versus Libre albedrío

Si nacemos predestinados, no somos libres ¿Dónde está el libre albedrío? O tal vez es que nosotros elegimos antes de venir nuestro destino y la libertad está sujeta a un contrato con nosotros mismos? 

El libre albedrío es algo que se tiene, pero que no se posee. No todos podemos llegar a desarrollar un libre albedrío. La gran mayoría, actuamos como marionetas de carne durante toda nuestra vida, aunque nos guste pensar que somos libres, y tomamos nuestras propias decisiones. Actuamos movidos por influencias externas y factores genéticos. El libre albedrío es algo que existe únicamente como potencial, y un potencial es eso, algo que puede desarrollarse o no. Un potencial también puede estar dormido y pasar desapercibido durante toda nuestra vida.

¿Dónde está, entonces, el libre albedrío? Se puede decir que está en la conciencia. A mayor conciencia,  mayor libertad. Pero veamos primero cuales son los requisitos de la conciencia.

La libertad es mi mayor ambición. Pues la libertad es lo único que puede darle sentido a la vida. Una vida sin libertad, no merece la pena. Un ser, solamente puede realizarse siendo libre. Siendo libre se hará uno con lo que es. No puede haber felicidad si no hay libertad. No puede haber plenitud. Somos como niños que están aprendiendo a caminar y deben ser llevados de la mano para que no caigan. Pero esa mano que nos lleva, también podría soltarnos en cualquier momento. Podríamos caer y no volver a levantarnos. Más nos valdría aprender a caminar.

¿La libertad puede ser sentido de vida? Yo diría que más que sentido, es el requisito principal para una vida significativa. Una vida sin libertad, carece por completo de sentido. La vida queda reducida a algo mecánico. A un fenómeno químico. La libertad es lo único que le da un sentido. Un ser solamente puede realizarse siendo libre. Sólo siendo libre puede hacerse uno con lo que es. Puede alcanzar su máxima plenitud y felicidad.

Para elegir hay que saber. Eso es nuestro problema. Libertad implica conocer todas las posibilidades de ser. ¿Y cómo podemos conocer si ni siquiera estamos conscientes? Los tres pilares de la conciencia son la fe, la razón y la comprensión. Para que algo exista en la conciencia, debe ser conocido. Lo que no se conoce, no puede existir para la conciencia. Lo que se percibe debe ser comprendido, debe poder ser razonado y debemos tener la certeza de que es real.

Aquí nos encontramos con el primer inconveniente para que el libre albedrío pueda desarrollarse. Nuestra certeza de realidad. O lo que llamamos realidad. No nos estamos conectando con la realidad directamente, ya que para llegar a la comprensión de las cosas, necesitamos usar la razón. Lo que no puede ser nombrado, no puede ser pensado, y lo que no puede ser pensado, no puede ser comprendido, y por ende, no puede formar parte de nuestra realidad. Para pensar necesitamos de una herramienta que nos represente las cosas. Esa herramienta es el lenguaje. Usamos las palabras como símbolos para representarnos una realidad. No nos conectamos con lo real, sino con el símbolo de esa realidad. Vivimos en un mundo puramente simbólico, condicionado por el lenguaje.

Las palabras son símbolos que usamos para representar el mundo. Un mismo símbolo, puede representar cosas distintas para diferentes personas. Una misma palabra, puede tener significados distintos para dos personas que hablen un mismo idioma. Si trasladamos esto a un texto, o a un mensaje completo, se entenderá mejor lo que quiero decir, con la dificultad que representa para nosotros conocer la realidad. El mundo simbólico varía mucho de persona a persona. ¿Dónde queda nuestra conciencia a todo esto? Encerrada en su propio paradigma, y separada de lo real. Entonces, ¿Qué pasa con el libre albedrío? ¿Está ahí? Claro que está ahí, pero no tenemos forma de utilizarlo, mientras nuestras conciencias sigan atrapadas en esa red.

¿Nosotros elegimos antes de venir nuestro destino?

Por lo general, salvo en muy raras ocasiones, nadie elige nada. La gran mayoría está, por así decirlo, condenada a ser lo que le toca ser. Elegir, implica desear, no tenemos un cuerpo de deseos antes de nacer. No tenemos un ego. Eso se irá formando con nuestra experiencia vital. Antes de nacer nos hubiera dado exactamente lo mismo venir al mundo como humanos, o como cucarachas. Son las fuerzas que rigen este universo las que determinan cómo, cuándo y dónde nacemos. No nosotros. Ni siquiera teníamos conciencia de un nosotros antes de nacer. Éramos otro tipo conciencia.

La esperanza de la humanidad es despertar. Si yo no creyera que fuera posible alcanzar la libertad; si creyera que estoy condenado a ser lo que soy la vida no tendría sentido. Pero creo que de alguna forma es posible cambiar de línea de influencia.

¿Dios juega con nosotros? ¿Cómo podemos salir de ese juego? O tal vez no se trata de salir de ese juego, sino de trascenderlo de algún modo ¿no?

Somos fichas en el juego de los dioses. ¿Qué hacemos entonces aquí? Dos cosas. Las primera es seguir los designios del destino. Jugar el juego. La segunda es tratar de descubrir a los jugadores y saber de qué se trata su juego. Y, si es posible, hacer alguna trampa que nos beneficie. Es lo que hace milenios viene tratando de hacer la religión, la filosofía, la ciencia y hasta la brujería. Tratar de descubrir a los dioses. Tratar de saber cuál es el juego. Tratar de descubrir sus reglas. Y tratar de hacer trampas a nuestro favor. Es la mejor explicación que puedo darte sobre el sentido de la vida.

No creo que solo exista un dios jugando con nosotros. Parece haber más de uno. Más de una línea de influencia. Más de una línea de destino. Más de una voluntad. Más de una fuerza que pugna por nuestra supervivencia, o nuestra muerte. Creo que estos dioses que juegan con nosotros son como dioses menores. Y el Dios supremo ,el Creador, oficia de juez. Tal vez tenían razón los cátaros y exista un demiurgo. Pero no creo que haya solo uno. Creo que existen varios.

Dios crea dioses. Los dioses crearon. Nosotros creamos paradigmas. Hay también entidades tan avanzadas con respecto a nosotros, que también nos parecerían dioses.

En chamanismo se habla de la fuente, y de las emanaciones de la fuente. Son estas emanaciones las que le dan forma al mundo. Cambia la simbología pero es lo mismo que hablar de un Dios supremo como la fuente y de sus emanaciones como dioses menores.

El juego parece cruel a veces. Los seres humanos tenemos algo bastante olvidado: La gratitud. Todos al nacer, traemos una deuda. Por el simple hecho de haber nacido. No nos debemos nuestra existencia a nosotros mismos. Ni siquiera a nuestros padres. Pero estamos en deuda con los dioses que nos crearon. En deuda por esta forma de existencia que se nos dio, y por permitírsenos participar en este juego.

Por eso lo encontramos tan tétrico a veces. Intuimos que tenemos esa deuda. Nuestro cuerpo de deseos. Nuestra alma, sabe que la tenemos. Buscamos cubrir esa deuda, sintiéndonos importantes. Haciendo cosas significativas. Buscamos sentir que nuestras vidas están justificadas. Que nuestro paso por el mundo, tiene valor. Pero lo único que deberíamos practicar es la gratitud. Y aceptar nuestro destino. Participar del juego.

Para responder está pregunta, primero quisiera cambiar la palabra Dios y reemplazarla por algún concepto más abstracto. Ya que al hablar de Dios, la mente tiende a asociarlo con el Dios de los evangelios, y esto puede dar lugar a malas interpretaciones. Existe un Creador, lo que no existe es la capacidad para definirlo. El Creador está más allá de toda comprensión y definición posible. 

¿ Cual es la finalidad del juego? No parece que simplemente se trate de que haya un ganador. La finalidad parece ser otra. Un jugador gana ciertas habilidades en la medida que juega. Se va perfeccionando. Mejorando su técnica. La función de este universo parece ser la de acumular información. Información que luego es reutilizada. La naturaleza copia patrones y va creando estructuras cada vez más complejas. Se podría decir que el objetivo del juego es ganar información. Y ya mencioné cual es el premio.

Existe una manera de salir del juego y justamente es trascenderlo. Recordemos que apenas somos peones, no somos los jugadores. Como peones no nos es licito abandonar el juego. Pero los dioses nos dejan una posibilidad abierta. La posibilidad de convertirnos en jugadores. Como jugadores, podemos optar por retirarnos.

¿Cómo logramos esto? Desarrollando ese potencial que tenemos dormido, nuestro libre albedrío. Como ya dije, conciencia y libertad están estrechamente ligadas. La única forma de acceder a nuestro libre albedrío es a través de la conciencia. A mayor conciencia, más libertad. Sí logramos trascender nuestra conciencia, lograremos trascender nuestro lugar de peones, volvernos jugadores y, finalmente, salirnos del juego. Esto puede entenderse como si La Fuente crea fuerzas mediadoras. Sí. La Fuente no actúa directamente sobre el universo. Lo hace a través de líneas de influencias, regentes o mediadores que bien podrían ser considerados dioses, aunque estén más cerca de nuestro plano físico que de lo divino.

Es buena la analogía del tablero de ajedrez. Si. Los regentes cumplen distintas funciones y existen varias líneas de influencia. Varios regentes en el universo. Nosotros estamos en una de esas líneas.

La línea de influencia más fuerte es la que gana y te termina jalando. Pero si eres consciente, lo que tienes es una posibilidad de elegir la línea de influencia que sea más favorable para ti. Puedes valerte de esas líneas en vez de dejarte arrastras por ellas. Es como navegar a vela aprovechando el viento más favorable . El ser humano es solo una especie más, entre las miles de millones de especies que pueblan este planeta. Este planeta es solo una mota de polvo cósmico perdido en una inmensidad inconmensurable de espacio. Hay miles de millones de planetas parecidos a la Tierra ahí fuera. La Tierra podría ser borrada mañana mismo de un solo golpe, sin que al universo le afectara en lo más mínimo. No es el humano lo importante. Ni siquiera la vida en la Tierra. Es la vida general lo que importa.

¿Cuál crees que es la tradición que mejor recoge la esencia de nuestra historia humana?

En mi opinión, no existe tradición capaz de hacer esto, ya que al desarrollar una conciencia individual, empezamos a evolucionar como individuos. La esencia de la humanidad, es precisamente la diversidad. No existe tradición que represente toda la diversidad humana. Por el contrario, las tradiciones tienden a homogeneizar. A unificar conductas bajo un mismo patrón. Hablar de tradición es como hablar del sentido de la vida pero a la inversa. Al preguntarnos sobre el sentido de la vida, en realidad nos estamos preguntando cual sería el mejor modo de vivir. Al hablar de la tradición que más nos representa, no preguntamos cual fue el mejor modo de vivir. Al adoptar, tanto un sentido, como una tradición, nos estamos encasillando, nos estamos limitando. Al ele…

Arthur Schopenhauer 1788-1860

¿Cuál es el filósofo o pensador que para ti está más cerca de lo que has podido comprobar desde el chamanismo y tus estudios de filosofía…?

Sin duda alguna, Arthur Schopenhauer. A pesar de su pesimismo filosófico, Schopenhauer fue una especie de Buda occidental. Logro unir la filosofía de oriente y occidente en un todo coherente. Sus ideas sobre las identificaciones, los apegos, el velo de la realidad y sus propuestas de abstracción mental en el arte, se acercan muchísimo a lo que son las prácticas chamánicas. El ser humano puede ser considerado como una marioneta de carne. Sólo que no ve los hilos que lo mueven y se hace la ilusión de ser libre. Pero siempre es una fuerza externa, ajena a nosotros, la que nos rige. Da igual cómo se la llame. Yo la llamo espíritu por definirla de alguna manera. Pero se la puede llamar Dios, Destino, Azar, Suerte. Esa fuerza es la rige al mundo y su configuración. Esa fuerza es lo que Schopenhauer llamaba Voluntad. Y según él, era el Neumeno. Lo que se esconde detrás del fenómeno. La realidad detrás la apariencia.

Se habla mucho de elegidos y algunas personas se sienten como tal ¿Qué opinas?

Es un poco soberbio hablar de elegidos. Habría que agregarle para que. ¿Elegidos para qué? Todos somos elegidos para algo. Este mundo funciona como una pieza de relojería. Si falta uno de sus engranajes, el mecanismo entero falla. Cada uno debe ocupar el lugar que le corresponde en el orden natural. El destino se encarga de poner todo en su sitio. Solo somos peones en un juego. Las fuerzas que mueven las piezas y configuran el mundo son otras.

¿Entonces quienes somos?

Somos parte del universo. Somos vida. Somos conciencia. No somos algo separado de la vida en general. Somos uno con todo.

Cada vez que estalla una estrella ahí arriba, está desperdigando por todo el cosmos todos los elementos necesarios para la vida. Estos elementos solo deben encontrar un planeta apto para que la vida empiece de nuevo.


 ¿Cuál es el sentido de la espiritualidad y del sufrimiento. Si alguien experimenta a través de nosotros solo tiene sentido si para nosotros también hay una evolución espiritual ¿no?

No somos nada como especie, ni siquiera como planeta. Pero no somos la única especie, ni este es el único planeta. La naturaleza da prioridad a la vida. Todos somos replicas imperfectas de un mismo patrón. Es esa imperfección la que nos permite evolucionar. Lo que permite que haya diversidad y que la vida se adapte.

Los átomos de tu cuerpo, formaron parte de una estrella alguna vez. El agua que bebes, llegó a la Tierra en cometas. Sólo el agua salada es terrestre. El agua dulce llego desde el espacio.

No hay sentido de la vida a menos que te abras. La vida como especie no tiene ningún sentido. Como individuos menos. Tampoco como planeta. Viéndola así, sí que es un absurdo. Hasta parece un mal chiste. En un tiempo corto o largo, desapareceremos nosotros, todo lo que hayamos dejado atrás, y hasta la misma Tierra. La vida tiene un sentido. Solo que no somos capaces de captarlo desde nuestro egocentrismo. Sólo lo entiendes si logras entender la vida en su totalidad. A escala cósmica.

Hay que recordar que el ser humano no es la vida. Y mucho menos el rey de la creación. La vida excede por mucho nuestra capacidad de comprensión. Muchos afirman que no existe el sentido de la vida. Yo afirmo que no tenemos capacidad para comprender cuál es ese sentido.

No hay vida ni hay muerte. La conciencia fluctúa. Morimos varias veces en un solo minuto. La memoria nos da una sensación de continuidad. Ya no somos los mismos desde que empezamos a hablar.


¿Qué supone entonces la evolución?

Hay una idea bastante errada de la evolución. Se asocia la evolución con el progreso. Pero evolucionar es simplemente variar. Cambiar de forma. La raíz de la evolución es la imperfección. Los organismos imperfectos son los que van variando y van evolucionando. Se suele asociar la evolución con todo lo contrario. La naturaleza apunta a la diversidad. A crear individuos únicos. Eso permite que la vida perdure tanto.

Tampoco tiene porque ser en escala ascendente. Nosotros desarrollamos inteligencia porque fue ventajosa para nuestra supervivencia. Pero si la inteligencia dejara de ser necesaria para adaptarnos, podría desaparecer. Podríamos desarrollar otra cosa. Más fuerza. Más belleza. Pero dejaríamos de ser inteligentes. Evolucionar es variar. La naturaleza favorece a los que mejor se adaptan. Si les va mejor a los lindos que a los inteligentes, nacerá más gente linda que inteligente en el mundo y la inteligencia ira desapareciendo. No hay escala ascendente en la evolución.

De eso se trata evolucionar. De abrir tu propio camino. De encontrar tu propio lugar. De hacerte una con la que eres. No tanto de complacer al grupo. La naturaleza no crea dos cosas iguales. Nosotros somos los que clasificamos todo por semejanza. Tu, antes de ser humana, antes de ser Española, antes de ser mujer, eres Cristina. Un ser único e irrepetible. Una criatura más de este universo que debe seguir su propio proceso. Sólo así se evoluciona. La metamorfosis de oruga a mariposa es un asunto solitario. Y muy laborioso. La individuación, no es más que una estrategia que usa la vida, para perpetuarse. Y, de eso, precisamente se trata la evolución.

El problema que tenemos para entender la vida en su totalidad es que la conciencia está limita a su propio paradigma. Somos seres finitos en un universo infinito ( Que lo es, aunque se afirme lo contrario) Los limites de este universo están determinados por nuestra capacidad de percepción y de comprensión. Donde se acaban estas capacidades, se acaba nuestro universo.

Pero podemos limitarnos a nuestro planeta. A la vida que conocemos aquí. En nuestro paradigma, existe un tipo de pensamiento monista. Todo se reduce a uno. El origen de todo, debe ser el uno. Un solo Dios, un solo Big Bang, y por supuesto, un solo organismo unicelular. 

 ¿Cuál ha sido y es ahora el papel del mal? ¿Hay una razón evolutiva en ello?

Veamos primero que es el mal, según nuestro paradigma humano. Obviamente, lo primero que vamos a notar es que el mal es un símbolo. Veamos que representa el mal para el Hombre.

Para esto, tomemos a un ser humano y analicemos sin tener demasiada compasión. No tiene garras. No tiene colmillos. No tiene piel gruesa. No es capaz de correr a gran velocidad. Es un ser frágil y carente de todo. Todo debe conseguirlo. Incluso nace sin estar terminado y debe ir completándose a lo largo de su vida. Este ser es muy dependiente de sus semejantes para sobrevivir. Es tan frágil que no podría arreglárselas solo frente a las hostilidades del mundo. Necesita de la protección del grupo.

El paradigma humano, no puede ser otra cosa que un paradigma de limitaciones y carencias…

En un paradigma de limitaciones y carencias, solo hay dos cosas que hacer. Buscar y evitar. Buscar aquello que nos de satisfacción y evitar aquello que nos haga daño. ¿Qué representan entonces lo bueno y lo malo? Que determina la diferencia entre uno y otro? Nada más que nuestra propia limitación. Llamamos mal a todo aquello que exceda nuestra capacidad de tolerancia y sea capaz de causarnos un daño y bien a todo aquello que pueda satisfacernos.

Aunque suene paradójico, se puede notar que el papel del mal ha sido enseñarnos a mantenernos a salvo. Debimos aprender lo que es el mal para poder evitarlo. No había otra manera. El mal es como el látigo que nos mueve. Si no fuera por la amenaza del mal, el ser humano no haría nada.

Se dice que el dinero es lo que mueve al mundo, pero esto es falso, el mundo ya se movía desde mucho antes que existiera el dinero. Lo que mueve al mundo es el miedo. Todo lo que la gente hace, lo hace por miedo a algo. Miedo al rechazo, miedo al hambre, miedo al sufrimiento, la lista es larguísima. Detrás de todo deseo hay un miedo oculto. El ser humano actúa por miedo y sólo se detiene ante un miedo mayor que el que lo impulsó a actuar. Se puede decir que la amenaza del mal es el motor de la humanidad.

“Jules Michelet” 1908 en su libro “La bruja” hablaba de que la pobreza extrema, la marginación, etc, fueron el caldo de cultivo para esos abusos injustos. Él incluso habla de que si alguna mujer pudo pactar con el diablo, cosa en la que él no creía, sería precisamente por estar viviendo una situación extrema no solo con ella sino con sus hijos. Eso me plantea muchos interrogantes. Se habla de unas élites que manejan el mundo y que engrosan su poder a base de tratos con demonios ávidos de sacrificios y sangre, pero en situaciones límite, ¿esto podría darse también?

Primero tenemos que definir: ¿Qué es la brujería? Dije ya que el ser humano, no puede conectarse directamente con la realidad, que lo hace a través de símbolos y que esta forma de conocer, lo lleva a vivir en un mundo simbólico al que he llamado paradigma. El paradigma no es más que un conjunto de símbolos, juicios, interpretaciones y creencias. Pero solemos confundir este paradigma con la realidad, simplemente porque existe una especie de acuerdo entre nosotros para decir que esto es o debe ser de tal o cual manera. Este acuerdo nos permite entendernos y guiarnos en el mundo. Este acuerdo se convierte en la norma y la norma en normalidad. El paradigma es lo normal. Es lo que cualquier ser humano sensato toma como lo cierto y lo valido. Eso lo hace una persona normal.

¿Quién es la bruja? Analicemos a este personaje. Bruja es quien se sale de la norma. Quien va más allá del paradigma establecido, quien busca dejar de ser peón en este juego y aspira a convertirse en jugadora. No es de extrañar que las brujas provengan de situaciones de miseria extrema, son estas mujeres, ya hartas de la vida y sin nada que perder, quienes mejor dispuestas estaban a soltar el mundo y buscar más allá de él.

En la época medieval, el paradigma era fundamentalmente teocéntrico. La norma era Dios. Quien se aparta de esta norma, no era normal. Era diferente y lo diferente constituía una amenaza para el orden establecido. Debía ser eliminado. Las brujas fueron difamadas, calumniadas, perseguidas y por último, torturadas y exterminadas, para que nadie siguiera su ejemplo.

La caza de brujas les aseguraba mantener el poder. Las brujas constituían una amenaza para la norma y la norma es lo que da poder a una clase dominante. En otras palabras, quienes se declaran poseedores de una verdad absoluta, son quienes dominan el mundo. Son quienes nos dicen cómo se debe vivir. Quienes dictan que es lo correcto y lo incorrecto. En aquel tiempo, la verdad absoluta era Dios.

El Dios medieval era un ídolo falso. Incluso se le atribuían todos los caprichos y las debilidades humanas. Era un Dios que quería ser alabado todo el tiempo y que en un ataque de ira, era capaz de exterminar a toda la humanidad.

Incluso se dice que Dios es amor. Pero la palabra amor viene de A Mort. A Mort es lo que no muere. Dios es amor, bien puede significar que Dios es el que no muere, y no que sea un Dios bondadoso. Todo Dios que nos podamos representar es falso.

¿Qué fueron, qué son los pactos con los demonios? ¿Realidad, ficción, mito…?

¿Qué es un demonio, en primer lugar? Más allá de las creencias, un demonio también es un símbolo. Muchos dioses paganos pasaron a engrosar la lista de demonios de la iglesia católica. Los demonios, como los dioses, representan distintas fuerzas de la naturaleza, así como también representan pasiones humanas. La diferencia entre un dios y un demonio, dependerá de lo que nosotros consideremos bueno o malo.

Al hacer un sacrificio de sangre a un demonio, lo que hacemos es un acto de cortesía. Le damos al demonio el poder del sacrificado para compensar el esfuerzo que ese demonio hará por nosotros. Le damos la energía que le hará falta para hacer un favor. Es como pagarle el pasaje a alguien para que no gaste de su bolsillo.

Pero si dijimos que un demonio representa una fuerza de la naturaleza o alguna pasión humana. ¿Dónde va a para ese energía que le estamos entregando? O bien, potenciara alguna fuerza natural o alimentara alguna de nuestras pasiones.

O sea que los pactos con los demonios son un acto de refuerzo de psicológico. Pueden aumentar el poder de lograr algo, simplemente porque aumentan la fe y la confianza en lo que podemos lograr y nos sentimos con derecho a obtenerlo. Fuera de eso, son pura superchería.

Percepción de nuestros sentidos y frecuencia…¿Qué nos puedes contar sobre ello?

Nuestros sentidos evolucionaron para percibir cierta frecuencia. La naturaleza no desperdicia nada. Yo ahora percibo mi celular. Este celular tiene varias frecuencias de onda. Pero yo percibo las que mejor me hacen identificarlo como un celular. Las demás se descartan. Es una forma de depurar la percepción y hacerla más eficaz

Se cree que apenas podemos percibir un 5% del espectro total. Hay hasta colores de los que no tenemos idea. Solo percibimos una parte de todo el patrón. Esto es así para permitir la adaptación. El mundo sería muy confuso para nosotros si percibiéramos su totalidad. Al cerebro solo llega la información útil.

Esta 3D tan densa nos aletarga parte de la percepción para esa adaptación. Pues en realidad esta limitación facilita que nos adaptemos al mundo. Vivir en 5d implica más datos. Más proceso de información. Más gasto de energía. Y menos materia, claro

Se dice que cuando Colon llegó a América los nativos no pudieron ver sus carabelas. Fueron los chamanes que a partir de ver las ondas que producían en el mar, dedujeron que había algo ahí y pudieron verlas. Así es como ahorra datos el cerebro.

Somos materia densa. Somos más carne que mente. Mantener estos cuerpos cuesta bastante energía.

El alma…

El alma es como el cuerpo de deseos. O el cuerpo energético. Es aquello sobre lo que se sostiene todo nuestro aparato psíquico y emocional. Se la denomina cuerpo de deseos porque en realidad todo deseo viene desde ahí. El alma es lo que da vida y esa es su función. Mantener la vida del cuerpo. Mantener el equilibrio y la salud. Cuando el alma enferma todo se cae. El alma no es racional aunque si tiene conciencia.

Seres de otras dimensiones, entidades, etc…¿Tienen alma?

Estos seres también necesitan un alma para vivir. Viven en un tiempo diferente al nuestro. Tienen otra forma de percibir el tiempo. También, comparados con nosotros, sus vidas son infinitamente más largas.

Tampoco un ser inorgánico es de fiar. Ellos siempre andan a la pesca de conciencia y energía. A veces, incluso pueden mimarte mucho, pero siempre andan en busca de algo. Con estos seres lo que se hace es negociar. No dan algo a cambio de nada ¿Cómo sabemos que estamos pidiendo a un arcángel y no a este tipo de entidades?

Por otro lado, hay mucha gente que ve entidades. Lo llaman “parálisis del sueño”. La mente está en estado Theta al despertar. Son ondas bajísimas hasta que acabamos de estar bien despiertos. Es común que se filtren retazos del sueño a veces en ese estado, aunque no exactamente un sueño. Es como un tercer estado; intermedio entre el sueño y la vigilia. La mente necesita unos segundos para despertar. A veces se pueden abrir los ojos y seguir soñando. Se pueden mezclar imágenes del sueño con la realidad.

Una sola vez pude ver una entidad con una forma casi humana. No se distinguía si era hombre o mujer. Tenía la piel blanquísima. Estaba cubierto de símbolos como de escritura y no tenía cabellos. Ni cejas ni pestañas. Pero no se comunicó. Solo permaneció indiferente. Como si no notara que yo estuviera ahí. Su rostro era muy tranquilo. No revelaba ninguna emoción. Generalmente aparecen en forma de sombras. Sombras vaporosas. Delgadas y altas; se mueven a altísima velocidad cuando están en esa forma. Con algo de entrenamiento se los puede ver. Son más comunes de lo que se cree. No son espíritus de muertos. Tampoco extraterrestres. Son seres inorgánicos que comparten el mundo con nosotros. A veces son atraídos por nuestra energía. Otras veces ni siquiera nos perciben. Estos seres tienen alma, si, evolucionan como nosotros. Solo que están en otra frecuencia de onda.

La muerte…¿Qué hay detrás del telón?

Que pasa tras la muerte es una pregunta que se relaciona estrechamente con quienes somos. Pero verás que aunque la entiendas, te costara explicarla en palabras. La clave está en esas fluctuaciones de la conciencia.

El panteísmo afirma que todo es animado por un mismo espíritu. Tiene razón. Los hinduistas hablan de reencarnación. También tienen razón. Los nuevaeristas hablan de un conciencia cósmica. De una mente universal. También tienen razón. Sólo que en parte.

En realidad, constantemente estamos muriendo y reencarnado. Constantemente la conciencia pasa de un ser a otro. Solo la memoria nos da una sensación de continuidad. La conciencia no pertenece al plano físico. Más bien es cuántica. Fluctúa constantemente. Desaparece y vuelve a aparecer en otro parte. Nosotros constantemente estamos cambiando. Experimentando la vida desde todos los ángulos posibles. Recogiendo información para el campo cuántico.

El problema con el ser humano es que ni siquiera es consciente. El ser humano duerme. Vive dormido. No puede recordarse a sí mismo. Para probar esto, puedes hacer un simple experimento que tal vez te parezca algo estúpido. Pero verás que es efectivo. Pregúntate algunas veces al día sí estas consciente. Al principio notarás un cambio sutil en tu nivel de conciencia que durará unos pocos segundos. Con práctica se puede extender este tiempo. Pero verás que difícil resulta estar realmente consciente. Y es algo que todo el mundo da por hecho.

Las Élites...

Elite, te puedo decir que la Elite es sólo la máscara del mercado. El verdadero enemigo es la globalización neoliberal. En un mundo así, hasta los gobiernos pierden poder. Si se puede hablar de un inicio, se podría decir que el nuevo orden mundial ya empezó. Justo después de la guerra fría y tras la caída del muro del Berlin, en 1989.

Hablan de corrupción en la democracia, pero la democracia es otra farsa en el modelo neoliberal. Es una forma de justificar el poder. De decir yo estoy aquí porque ustedes me votaron. La realidad es que quien pone el dinero es quien manda. La corrupción no es algo que deba extrañar. En un modelo así, la corrupción es hasta la regla del juego. Se podría decir que la corrupción manda.

La Elite es el resultado de nuestro pésimo sistema de vida. Pero piensa que si existe la Elite es porque permitimos que exista. Bastaría con cambiar nuestros hábitos de vida, para que deje de existir una Elite. Vivimos en una sociedad de consumo cada vez más salvaje. El lema es consumir, producir y reproducirse para que haya nuevos consumidores. Para eso nos programan. Y mientras consumimos nosotros, más se fortalece la elite.

La sociedad es intercambio. Intercambiamos todo. Desde cosas materiales a cosas abstractas. Intercambiamos amor, dinero, afecto, conocimiento, habilidad. La Elite lo que quiere es valerse de nuestra energía. Que nos pongamos a su entera disposición. No suele dar demasiadas cosas materiales a cambio. Lo que más brinda son servicios. Quienes manejan los servicios son los dueños del mundo.

Se habla de corrupción en la democracia, pero la democracia es otra farsa en el modelo neoliberal. Es una forma de justificar el poder. De decir yo estoy aquí porque ustedes me votaron. La realidad es que quien pone el dinero es quien manda. La corrupción no es algo que deba extrañar. En un modelo así, la corrupción es hasta la regla del juego. Se podría decir que la corrupción manda. La Elite es el resultado de nuestro pésimo sistema de vida. Pero piensa que si existe la Elite es porque permitimos que exista. Bastaría con cambiar nuestros hábitos de vida para que deje de existir una Elite. Vivimos en una sociedad de consumo cada vez más salvaje Quienes manejan los servicios son los dueños del mundo. ¿Cómo salimos de esto? ¿Cómo despertar?


Amor versus Conexión

El amor también debe ser libre. El amor no puede ser impuesto como norma o como regla de vida. El amor se siente o no se siente. No puede forzarse. Además, ¿se puede estar seguro de amar? Quien nunca haya amado de verdad, como puede saber que lo que siente es verdadero amor y no ninguna otra cosa? Nunca te paso de creer estar enamorada y aparece alguien que cambia totalmente tu idea de lo que era el amor? Yo no hablaría de amor. Hablaría de conexión.

La palabra amor, viene de A Mort. Lo que no muere. Que Dios sea Amor, tal vez no signifique que Dios sea pura bondad. Tal vez solo signifique que Dios es el que no muere.

Es más, creo que la vida en general, la humanidad en especial, constantemente está siendo puesta a prueba.

En el paradigma humano, el amor es esencial para sobrevivir. Dos personas que se aman, se cuidan y se sustentan mutuamente. Un grupo que se ama se cuida a mismo. Amamos los lugares que son más aptos para nuestra vida. Amamos la belleza. La cuidamos. Queremos que permanezca. Amor y supervivencia van de la mano. Lo que se ama no muere.

Son nuestras propias limitaciones las que deciden que es lo bueno y lo malo. Llamamos bueno a aquello que nos resulta agradable, a todas esas sensaciones que nos resultan fáciles de tolerar y malo a aquello que excede nuestra capacidad de tolerancia. Deseamos bueno. En realidad, son nuestros cuerpos los que desean. Todo deseo nace en la carne. El cuerpo manda una señal a la mente de lo que hace falta y la mente interpreta esta señal y le da forma de deseo. Todo el mundo desea el amor. Amor se traduce como una conexión agradable y segura. Todo el mundo busca esas dos cosas. La seguridad primero y el placer después. Estamos programados también para amar. Amar también entra en el juego del destino. Pero solo podemos amar lo que mejor se adapte a nosotros.

El amor también es parte de nuestra Matrix. Parte de los engranajes del mundo. En lo personal, creo que el principio fundamental del universo no es el amor. Sino el hambre. Si lo piensas, este universo es un depredador. Tal vez suene tétrico, pero todo en la naturaleza necesita nutrirse de otra cosa para sobrevivir. La vida se alimenta de más vida, la Tierra se alimenta de cadáveres. Algún día la Tierra también será engullida por el Sol. Todo está devorando a otra cosa. El amor es una forma de resistencia contra la voracidad de este universo. La contraparte de esa depredación.

Piensa en un león viejo. Piensa en cuantos animales tuvieron que morir para alimentar a ese león. Cuantos para que un sólo león llegara a viejo. Traslada eso a toda una especie. A todo un planeta. A escala cósmica. Da miedo esa voracidad. El amor es su contraparte. Lo que da equilibrio. Lo que no muere.

Se puede usar perfectamente el término de avatar humano. Lo que te mueve no eres tú. Sino esa conciencia cósmica de la que hablamos ayer. Se puede decir que la conciencia cósmica o la mente universal es tu ser real y que desde allí te diriges. Pero tampoco es del todo exacto. Ya que esta mente trasciende por mucho lo que somos. Lo abarca todo.


¿Somos seres multidimensionales?

Si. En realidad todos somos multidimensionales. Pero evolucionamos para adaptarnos a la 3d. Nuestros sentidos fueron refinados para eso.

¿ Y como saber nuestra misión aquí?

Yo sólo sigo los designios de la mente universal. Lo que yo llamo el espíritu y algunos llaman destino. No hay una sola misión. No hay un sentido específico. Somos herramientas multitareas. Siempre cumplimos una función. Aunque no nos demos cuenta de eso. Siempre estamos produciendo cambios en la configuración planetaria. Por ejemplo, yo ahora te estoy escribiendo porque el destino te trajo a mi. Y seguramente te pondré a pensar. Y lo que tu pienses llegara a las mentes de otros y producirán cambios.

Hasta nuestros actos más insignificantes, producen cambios en la configuración planetaria. A veces ni siquiera somos conscientes de eso. Pero la mente universal siempre está actuando a través de nosotros. Sus avatares.

Digamos que tu voluntad y la voluntad de la mente universal son una y la misma. Que solo existe una mente en el universo.

Digo conciencia cósmica, mente universal, destino o espíritu a la misma cosa. Esa fuerza que nos mueve. Usa el término que te resulte más familiar para comprender. Se puede decir que somos espíritus viviendo una experiencia en la carne. Como es arriba es abajo. Arriba somos espíritu libre. Abajo somos espíritu encarnado.

Ustedes los europeos viven corriendo. A toda prisa. Creo que Pablo también dice dioses sois y lo habéis olvidado. Los textos antiguos hablan de guerras y enfrentamiento entre dioses. El mazdeísmo sobre todo. Nosotros somos fichas en el juego de los dioses. Avatares.


La Divina comedia de Dante y la frase que aparece en la puerta del infierno "PERDER TODA ESPERANZA" Creo que tiene mucha miga, y podría estrapolarse a todo lo que hablamos ¿no crees?

La esperanza es uno de los peores enemigos de hombre, según Nietzsche.

Puedo hablar bastante de ese tema. La cuestión es que la esperanza de una felicidad futura, puede hacerte feliz en el presente, aunque el presente sea una ruina. A muchos les basta con tener esperanza para sentirse felices. Viven vidas miserables esperando lo mejor del porvenir y con eso se dan por satisfechos. Esa falsa felicidad. Ese conformarse con las promesas de un mejor futuro, hace que te resignes en tu presente. Y las únicas certezas que podemos tener son el Yo y el Hoy. Nadie puede saber si quiera si tendrá un futuro. Ese es el lado negativo de la esperanza. Que es un falso consuelo.

Energía...

La energía se agota y debes renovarla. Es el principio de la entropía. Cuando gastas más energía que la que puedes renovar, pues, te debilitas, te vuelves vulnerable. Eso lleva al miedo. El miedo es la emoción que más energía consume. El miedo genera estrés, ansiedad. Hace que tu cuerpo gaste sus recursos en prepararte para la lucha o la huida. Que tu mente especule sobre posibles amenazas. No. Vivir corriendo no es tan bueno. Estamos hechos para caminar.

Miedo...

El miedo es lo que mueve al mundo. No es el dinero, como se dice. Casi todo lo que la gente hace, lo hace por miedo a algo. Por miedo a la soledad, miedo a perder, miedo a sufrir. Hasta se le puede tener miedo al miedo mismo. Es el por el tipo de educación que se recibe. Se educa en función del miedo y no del amor, como también dicen. Se educa en base al miedo al castigo y la promesa del premio. Los niños que son seres casi mágicos se vuelven adultos temerosos y con ansias de competir. El mundo te obliga a correr. Es un drenador de energía. Y sí. El mejor consejo que se puede aplicar es huir de las ciudades.

La energía de las ciudades es bastante densa. El ambiente en el que se vive. Las emociones de los otros se pueden sentir en la piel. Puedes sentir sus temores, sus dudas, sus celos, sus rencores, sus tristezas. Las emociones son contagiosas. El miedo, la tristeza y la alegría pasan fácilmente de una persona a otra. Las grandes urbes son como focos infecciosos en ese sentido. La energía en el campo o en el bosque es otra. Mucho mas limpia.

Científicamente se dice que somos gregarios por naturaleza y que transmitimos esas sensaciones por las secreciones de la piel. Que literalmente podemos oler el miedo y la tristeza y que nuestro cerebro interpreta esas señales. Aunque ni siquiera nos demos cuenta de eso. El cuerpo tiene inteligencia propia.

Emociones...

Las emociones nos drenan a veces, yo te puedo garantizar que logrando controlar tus emociones, vas a tener la mitad de tu vida resuelta. Y hay muchísima relación también entre lo que se piensa y lo que se siente. El pensamiento tampoco es neutro. Un pensamiento genera una emoción. Si mantienes un pensamiento positivo, tus emociones también van a ser positivas. La cosa también es al revés. La emoción genera pensamientos. Una emoción negativa te lleva a tener un pensamiento negativo. Pensamiento y emoción son dos cosas que se retroalimentan. Y como te dije aquella vez, son las cosas que mas energía consumen. Aprendiendo a gestionar tus emociones, tu vida da un giro de 180 grados.

Frustración...

Tu frustración es lo que debes manejar. Es lo que te esta impidiendo tomar tu decisión. Las emociones son automáticas y estorban bastante cuando hay que actuar conscientemente. Las emociones son arcaicas. De una época en que dependiamos exclusivamente de nuestras reacciones para sobrevivir. No se llevan bien con la razón.

La frustración es una de las cosas que más se debe evitar. Hay que tomarla con muchísima filosofía. La frustración te desconecta de tu poder personal. Hace que pierdas la fe en ti misma. Baja tu autoestima. Hace que no te sientas merecedora de las cosa. Que seas incapaz de conseguirlas. La frustración es veneno para el alma. Hay que tomarla con pinzas. Tu sigue a tu corazón. Deja que tu entorno piense lo que quiera. No se puede evitar que la gente piense. Tus logros personales son mas importantes que lo que a otros se les ocurra pensar.

Esa es una de las razones por las que rechazo el ser gurú. Cada persona es única. No existen dos mentes que funcionen igual. Lo bueno para uno, no necesariamente es lo bueno para todos. Lo que me funciono a mí, tal vez no le funcione al otro. El camino que me hizo fuerte a mí, tal vez al otro lo aniquile. Cada quien debe ocupar el lugar que por naturaleza le corresponde. Y nadie mejor que tu propio corazón para indicarte cual es ese lugar. Sólo tu sabes quien eres.

Risa...

Hubo personajes como Cristo que jamás rieron. Esto es porque la risa también es una forma de descarga emocional. La risa y también el bostezo. Son formas de eliminar un exceso de energía.

Jesús, ¿No rió nunca? Por qué?

Háblame de tu visión sobre Jesús y también María Magdalena, su relación que la iglesia ha querido tergiversar (por lo menos yo lo creo así) ¿Cuál fue su misión?

Porque su energía estaba equilibrada, supongo yo, aunque no podría asegurarlo. Tenemos tres centros energéticos principales. El emocional. El instintivo y el psíquico. Estos tres centros se relacionan. A veces uno se agota y toma energía de los otros.

Bueno, de Jesús y María Magdalena, solo se lo que se dice. No me extrañaría que hayan sido pareja. Y es que hay un Jesús real y un Jesús histórico. O más bien un Jesús poético. El personaje de Cristo no es para tomarlo tan literal. Tiene un significado oculto el Jesús bíblico. Encierra mucha alegoría. Se lo relaciona también con el culto del sol.

Cristo es el sol y sus discípulos serian los 12 meses del año. De ahí que su nacimiento se celebre el 24 de diciembre. Antiguamente se dividía el año en dos estaciones, una empezaba el 24 de diciembre y la otra el 24 de junio. Correspondían al día más largo y el más corto del año. Luego se agregaron los solsticios y equinoccios.

El 24 de diciembre se celebraba el nacimiento del sol. Es la fiesta más vieja de la humanidad. El 24 de diciembre se festejaba desde mucho antes de que naciera Cristo. La navidad siempre fue una fiesta pagana. Incluso, hasta hace pocos siglos, la gente la celebraba en las calles, bebían y hacían destrozos. Para evitar esto, la iglesia la fue volviendo una fiesta familiar. Hogareña.

También se buscaba cambiar el calendario lunar que tenia trece meses por el calendario solar que tenia 12. De ahí también viene el mito de que el número 13 trae desgracias. Cristo representaba también este calendario

Hay otra analogía en la historia de Cristo y es que todo salvador nace de una virgen. Y todos van a volver una segunda vez. Toda la historia de Cristo es muy alegórica. Se sabe también que sus discípulos no eran 12. Que hubo unos cuantos más. Se habla hasta de 72 discípulos. Y que no murió a los 33, como dicen, tenia entre 42 y 45 años cuando fue crucificado.

La historia del Priorato de Sion también fue cierta. Aunque no hay constancia de un descendiente directo de Cristo. Esto tal vez haya sido invento del Priorato. El plan de ellos era poner a un descendiente directo de Cristo en el Vaticano y así tomar el poder sobre la iglesia. Es que hoy en día ya no les funcionaria. Si hoy apareciera alguien que diga ser descendiente directo de Cristo, lo máximo que lograría es que le digan, ah, que bien, te felicito. La figura de Cristo ya no tiene el poder que tuvo antes.

Pero insisto que solo se lo que se dice. Hay un libro muy bueno que te puedo recomendar sobre ese tema. En España se consigue. El Enigma Sagrado se llama. Creo que el Código DaVinci es un plagio de ese libro.

Profecías...

Hay un truco bastante sencillo para que una profecía se cumpla. Y es darle el mayor número de interpretaciones posibles. Se debe tener mucho cuidado con las profecías. Alguien, lo suficientemente hábil, podría torcerlas a su favor y alzarse con el poder.

Últimamente, se reciben muchos mensajes de las estrellas. Ya tenemos a toda la flota estelar dando vueltas para despertarnos. Muchas profecías antiguas se están asociando a esta movida. Yo les diría que tengan cuidado. Analicen bien a sus maestros. Cuestionen todo, antes de creer. Así se los diga el señor Spock en persona.

¿En verdad aportan algo nuevo o les están dando más de lo que ya conocen?

Proponen soluciones o siguen insistiendo con lo mismo que se insistía hace ya más de medio siglo y nada pudo solucionar?

Despertar de la humanidad...

Yo llamaría a este movimiento el nuevo nuevaerismo.

La nueva era surgió como una fusión de ideas cristianas con filosofías orientales. Se unió lo más atractivo de la espiritualidad de oriente y occidente y se descartó lo más desagradable. Luego a estas ideas se les fueron agregando otras corrientes de pensamiento, igual de atractivas. La nueva era fue un paquete de creencias de mercado. Un gran negocio. Se le vende a la gente, nada más que lo que la gente quiere creer. El resto se descarta como falsas enseñanzas o errores de interpretación de algunos místicos. Hoy en día, dada la situación mundial actual, estos movimientos están resurgiendo con más fuerza. Son como oasis. Paraísos artificiales. Una matrix más bonita.

¿Formamos parte de una especie de fraternidad cósmica mayor?

Mi respuesta es que no. Yo mismo tuve contacto con estos seres y créeme que no es una experiencia tan grata como dicen. Los verdaderos contactados sabrán de que hablo. Estas no son inteligencias humanas, ni siquiera se nos parecen un poco. Algunos evolucionaron en una línea muy diferente a la nuestra. Tampoco es cierto que una comunicación con estos seres se parezca a una plática entre amigos. Ni siquiera usan palabras. El modo que usan para comunicarse también es, en cierto sentido, simbólico, pero no se parece a nada que nosotros conozcamos. Ellos tienen la capacidad de manipular nuestras mentes. Pero no son palabras lo que implantan ahí. El …

Si nos ayudan con su intromisión es algo también muy difícil de determinar. En lo personal, no creo que tengan un especial interés por nosotros, creo que se acercan por pura curiosidad. Sólo para ver que somos. Por otro lado, la comunicación es realmente muy difícil. Casi excede nuestra capacidad.

También existen los regentes. Seres tan avanzados que a nosotros nos parecerían dioses. Ellos, en cierto modo, cuidan de nosotros, pero no están ahí para salvarnos. Para que se entienda mejor, llamemosles relojeros.

Pensemos este universo como un mecanismo. Como un reloj. Para que funcione correctamente, cada pieza debe estar en su lugar y haciendo lo que debe. Cuando hay alguna falla en este mecanismo, los relojeros intervienen para corregirla. Pero insisto en que no

La vida en la Tierra...

La vida en la Tierra surge de un solo organismo unicelular. Este organismo, adquirió la facultad de replicarse. De crear copias de si mismo. Pero sucedió lo que sucede con toda copia, la copia no es igual al original. Tiene imperfecciones. Son estas imperfecciones las que van creando la diversidad. A la imperfección le debemos la existencia de toda la variedad de vida que tenemos en el planeta. En resto es capacidad de adaptación. Solo los organismos más aptos logran sobrevivir y seguir creando replicas de si mismos. Mientras mas imperfectas sean estas replicas, mas variaciones habrá en una especie.