PALABRAS

"Una mirada lo cambia todo: la perspectiva, la luz, la sombra, el verso... la palabra."

JAIME VILLARRUBIA. LOS SECRETOS DE UN CABALISTA

Hace 13 días / Gente con ARTE / 0

Fecha de publicación: 7 de septiembre de 2019

JAIME VILLARRUBIA. LOS SECRETOS DE UN CABALISTA

Por Cristina Menéndez Maldonado

Hablar de Jaime Villarrubia, nacido en Añover de Tajo (Toledo) en 1935, es hablar de un hombre apasionado por la cábala, que disfruta compartiendo sus descubrimientos con quién “se le pone a tiro”, como él mismo confiesa con buen humor. Su secreto, ese espíritu alegre que le acompaña, y ese don “simpático” y “campechano” de explicar de forma sencilla sus investigaciones, hasta el punto que los que tenemos el privilegio de escucharle, nos contagiamos de su entusiasmo.

Hace algunos años, Jaime Villarrubia se propuso encontrar la clave secreta del camino de Santiago, para lo cual elaboró una emocionante presentación en el que los nombres hebreos y su “guematria”(1) revelan con precisión matemática la gestación del camino, y el “parto” que da lugar al hombre nuevo. Un sendero iniciático a través del caos, del laberinto, que nos conduce hacia nosotros mismos, hacia el verdadero tesoro de nuestro ser.

Entre sus libros, Relatos de las dos orillas, La esquina del tiempo, libro escrito en colaboración con su hijo Iván, que recoge un fenómeno descubierto por Villarrubia en 1988 en el que al parecer la historia se repite, sucediéndose marcha atrás desde febrero de 1891, de acuerdo a un patrón temporal determinado. Ejemplos que igual que el “Opus Magna” del alquimista, se revelan con una determinación matemática, fruto de la observación minuciosa de los fenómenos; como Las letras hebreas y sus pruebas iniciáticas, en el que establece un interesante paralelismo entre algunas letras y la estructura de las cuatro bases del ADN. También el Tarot de Tamar,  La Nueva guía de perplejos, El Moai caído y otros relatos mágicos y Sabiduría del color escritos en colaboración con Marta Tamar Looz,, así como Las Letras Hebreas y sus pruebas iniciáticas que escribió junto a Mª Selene Camuñas o Sefer Ha Neshamá (Manual de Kabbalah práctica)  en colaboración con Mª Carmen Haut y Dulce Mª Millera; un abanico de posibilidades escrito con rigor y que trata, por encima de cualquier interés económico, poner al alcance del lector un material tan elaborado y exacto como sorprendente.

Admirador de Krishnamurti, Alan Watts, San Juan de la Cruz, y su maestro Antonio Blay, etc, también se confiesa seguidor de la música de Miguel Ríos, un toque de rebeldía que también marca su propia vida, pues hace algunos años ha tenido que enfrentarse a una enfermedad difícil, que gracias a su perseverancia y el apoyo incondicional de su familia ha logrado vencer.

Durante la entrevista tengo la esperanza  de haber descubierto algunos de los secretos de este sabio cabalista, pero quedan muchísimos más por descubrir. El mayor de todos es Jaime en sí mismo y su manera de ver el mundo: Vivir con honestidad y sonreírle a la vida cada día.

1.- ¿Qué supone el camino de Santiago para un cabalista e investigador? ¿Cuál es la razón de tu viaje hacia esos lugares y hacia la investigación? 

Hace algún tiempo, una mujer gallega, realizadora de cine llamada Mara me preguntó por el Camino de Santiago, y entonces me di cuenta que en hebreo “Camino de Santiago” es “derej ha-Ya’kov”, que tiene un valor de 411 y según la guematria estaba relacionado con la palabra “tohu”, que tiene idéntico valor numérico y significa caos o laberinto. El segundo versículo del Génesis dice …”la tierra era caos y vacío” (tohu ve bohu), y yo pienso que el camino de Santiago es un recorrido por el caos y el laberinto interior. Confirmando lo anterior, en el suelo de la catedral de Chartres hay un laberinto dibujado con piedra que los peregrinos podían recorrer descalzos, y que surtía el mismo efecto que la peregrinación a Santiago. 

2.- ¿Qué verdades crees que encierran las leyendas que vinculan a Santiago con Compostela?  

Fernándo Sánchez Dragó, en su obra “Gargoris y Habidis: una historia mágica de España”, comenta que en el sepulcro de Santiago podría estar Prisciliano, un obispo del siglo IV al que ajusticiaron cortándole la cabeza por no estar de acuerdo con la verdad oficial. Por otra parte, en los hechos de los apóstoles se nos dice que el primer apóstol que fue al martirio por la espada fue Santiago, al que cortaron el cuello. Alrededor del año 800 antes de Cristo ya había judíos en Galicia, para la explotación de minas, y 200 años más tarde fue cuando entraron los celtas, que se establecieron sobre todo en Galicia, que según sus tradiciones rendían culto a las cabezas cortadas. La unión de estas influencias tradicionales, judías y celtas, en mi opinión fue aprovechada, y se llegó a la conclusión de que el apóstol que mejor se ajustaba a todo ello era Santiago. Después se inventan la leyenda de la barca de piedra, una leyenda que dice que los discípulos cogen el cadáver de Santiago, pero este hecho nos hace dudar ya que los discípulos eran judíos, y salvo pena de impureza tienen prohibido tocar cadáveres. Otro hecho significativo es que, aunque ya se peregrinaba a Santiago desde principios del siglo IX, el Camino de Santiago no surge sino cuando, tras la muerte de Almanzor, el territorio cristiano gana suficiente profundidad frente a la amenaza musulmana. La historia también ha demostrado que la batalla de Clavijo en el 844 en la que se habla del mito de la intervención milagrosa del apóstol, nunca tuvo lugar. 


3.- ¿Crees que el Camino de Santiago, puesto que tiene como referencia la vía láctea (la leche de las diosas), podría estar indicando un camino femenino de reencuentro con la tierra, la maternidad?

Yo creo que si. El final del camino que yo planteo se sitúa en el suroeste de Santiago, en el Castro de Baroña. Si cogemos un mapa de Galicia y y lo ponemos boca abajo, queda configurado el esquema de una vagina en la que punta de Louro correspondería al himen, Santiago de Compostela sería el útero, la rotura de aguas se daría en Noia (la Ciudad de Noé) y en Miñortos tendría lugar el nacimiento. Portosín y Porto de Son correspondería a los labios mayores y menores de la vulva. Cuando un ser nuevo nace es como un desembarco que llega a un nuevo puerto, y más abajo de Baroña están las dunas de Corrubedo que se asemeja al Monte de Venus. Hay diferentes lugares cuyos topónimos evocan huellas judías, lo que lleva a pensar que los pobladores primitivos, antes de la cautividad de Babilonia en el 460 a. J.C eran judíos, ya que después el idioma hebreo se pierde y se adapta al arameo y no se recupera hasta el siglo XIX con la llegada de los nuevos inmigrantes a Palestina. Algunos ejemplos de estas huellas judías son: Baroña (en hebreo bar on Yah) que significa “hijo de la fuerza de Dios”; Bárcena (Barzel): lugar donde hay “hierro”; Betanzos (Bet-Am-Sus), “aldea de caballos”, etc. En todo el noroeste de la península ibérica hay cientos de topónimos que son realmente palabras hebreas o traducciones del hebreo. Empezando por la propia Galicia, cuyo nombre podría significar “tierra de desterrados”. 


4.- ¿Por qué una ruta hacia el oeste, en contraposición a las peregrinaciones a otros lugares que van hacia el Este, hacia la luz? Estas diferencias, ¿influyen en el ser humano de modo diferente, o son distintos caminos para una misma meta? ¿Como debería vivirse el caos que entraña el Camino de Santiago y por qué crees que es tan poderoso ahora más que nunca, quizá porque estamos en medio del caos? 

Las peregrinaciones normalmente se han hecho en busca de la luz, pero el Camino de Santiago va hacia el oeste, hacia el reino de los muertos; mientras la luz, cabalísticamente corresponde con JOKMAH, la sefirá de lo masculino y de la luz, lo oscuro corresponde a BINÁH, que es la sefirá femenina, la oscuridad, la piedra negra, la vuelta al útero, que en alquimia correspondería a la fase de nigredo. Yo mismo comparo las tres fases de la alquimia con la peregrinación a Compostela de modo que la fase del negro (nigredo) comienza con el punto de inicio del viaje hasta llegar a Santiago de Compostela, continua con la fase del blanco (albedo) en el Castro de Baroña y finaliza con la fase del rojo (rubedo), tras la transformación interior, después de esa peregrinación y esa muerte simbólica. 

La palabra hebrea ijúm, que significa embarazo, engloba cuatro letras con significados muy interesantes. Así la primera letra, “iod” representa lo masculino, “jeth”, vida y camino espiritual; “vav” es hombre, hijo y “beth” es madre. Es por tanto una vuelta a la “madre tierra” que en hebreo tiene el valor de 91, el mismo que “amen”, palabra cuya raíz significa a la vez enseñar y aprender , así como diamante.

Las peregrinaciones hacia el este buscan diferentes cosas que las peregrinaciones al oeste, ya que en el caso de los primeros se trata de la búsqueda del Santo, de la divinidad, en tanto que la segunda, la del camino a Santiago la búsqueda es hacia uno mismo, interior.

En la crisis económica y el caos que estamos viviendo hoy, tendríamos, en mi opinión que adaptarnos a los criterios que yo denomino “LUCIS”, palabra latina que nos habla de “Libertad”, Unidad, Consciencia, Independencia y Simplicidad.

5.- ¿Hay alguna correlación en tu opinión entre los símbolos hebreos y Celtas del camino?

Sí la hay, aunque los símbolos hebreos están borrados por la persecución que sufrieron los judíos. En el libro de Manuel de Pomar, “La España del Rey David”, este autor habla de un símbolo que pervive en la Iglesia de Betanzos, concretamente en el catafalco de Fernán Pérez de Andrade. En la empuñadura de su espada aparece la estrella de David, símbolo judío. Además en la cúspide del tejado de esta iglesia aparece un cerdo bajo la cruz que mandó poner Fernán Pérez de Andrade en el 1387 y que tiene que ver con que en la Edad media a los judíos conversos que mantenían sus costumbres judías se les llamaba “marranos”. Los celtas por su parte han dejado poca huella porque no tenían escritura, y su tradición ha sido oral. 

6.- ¿Cuál es el equipaje del peregrino?  

El peregrino no debe llevar nada pues se trata de despojarse para encontrarse. En el camino francés, la cruz de Ferro es el símbolo de ese desprendimiento; los peregrinos cogen una piedra y al llegar allí la ponen al pie de la cruz, como símbolo de despoje de sus deseos, de sus posesiones, al igual que en la peregrinación a la Meca los peregrinos apedrean al diablo con las piedras cargadas con sus propios pecados.  

7.- ¿Me podrías explicar ese maravilloso paralelismo que empleas para explicar el Campo de la estrella y la división celular? 

Cuando se inicia la división celular llega un momento en que las células adoptan una estructura que se llama áster, que tiene forma de estrella y se mueve en un campo de la célula, el protoplasma (el campo de la estrella), dando inicio a la vida. Una vez llegado el peregrino a Compostela, si toma el camino hacia el castro de Baroña los sucesivos topónimos indican que se está gestando un nuevo ser, el hombre viejo muere y nace el nuevo. Os Ánxeles población cercana a Santiago hace referencia a la vigilancia en la encarnación de ese nuevo ser; después, en Urdilde nace la conciencia fetal (“Ur di yeled”, iluminación del niño); Toxosoutos , que por guematria nos da el “día de año nuevo”, o “el día del recuerdo”, pone de manifiesto el camino que se hizo bien para que se diera la encarnación del ser que ahora va a nacer. En Noia es donde se rompe aguas, y Miñortos es el nacimiento en sí, Portosín y Porto do Son en hebreo tienen que ver respectivamente con la “espiga que madura” y con el nacimiento del niño y su primer llanto; y finalmente Baroña, que es en hebreo “el hijo de la fuerza de Dios”. 

En Noia hay una lápida vikinga en la que está grabada la runa teiwaz que indica que ahí está enterrado un gran guerrero, esta es también una runa iniciática. Cerca de Baroña está Xuño, que se relaciona con la diosa romana Juno, protectora de nacimientos y partos. Es pues un escenario completo.


8.- Si tuvieras que escoger un lugar del Camino que conozcas, ¿Cuál elegirías?  

Elegiría el castro de Baroña, por ejemplo, que tiene una energía muy potente. También Foncebadón (Leon) que está en el camino de Santiago, y que por su aspecto abandonado recuerda a las galerías oscuras, sombrías de las películas de Harry Potter, con sus suelos de pizarra. Santo Domingo de la Calzada también sería otro enclave, con el gallo y la gallina vivos en el altar de acuerdo con una leyenda.  

La leyenda a la que se refiere Jaime Villarrubia contaba que un matrimonio con su hijo de 18 años peregrinaba hacia Santiago y se hospedaron en un mesón, cuya moza se enamoró del joven que se resistía a sus insinuaciones. Ella quiso vengarse por el rechazo del joven acusándole de robar una copa de plata, y éste fue prendido; su castigo era la muerte. Al regresar los padres del joven de Compostela, y frente al cadáver, le escucharon hablar “No estoy muerto, Santiago me sostiene; id y decídselo al juez”. El juez que estaba apunto de trinchar un gallo y una gallina asados, no creía en la historia, pero ellos le dijeron que era tan cierta como que ese gallo y esa gallina se levantarían del plato para cantar” como así fue, por lo que descolgaron al muchacho y castigaron a la moza (Foto cedida por Jaime) 

9.- En tu presentación sobre las fuentes hebreas del Camino de Santiago hablas de la muerte del ego. ¿Qué podrías comentar al respecto?  

El ego es un instrumento necesario, una herramienta, pero no la única. EL mundo de hoy predica que le sirvamos, pero al morir, el ego se acaba. EL ego está representado en el árbol de la vida de la cábala por la sefirá “Yesod” y tiene como planeta la luna, que como nuestro inconsciente tiene una cara visible y otra oculta. El verdadero yo está representado por la sefirá “Tiferet”, que corresponde a lo que el maestro francés Arnaud Desjardins llama el discípulo. Los egos inferiores (pues hay muchos, miles) han dado un golpe de estado tomando el poder, y es preciso restaurar el poder del rey legítimo, el yo superior, trascender la individualidad. El “yo personal” como tal no existe, es una ilusión y como consecuencia vemos el mundo erróneamente, vemos erróneamente al hombre, y vemos erróneamente a Dios. Esa restauración del yo legítimo es el propósito del Camino de Santiago, siempre que se viva con esa intención.  

10.- En tu exposición hablas de que el Camino nos lleva hacia un mundo que nace. ¿Qué mundo nos espera en tu opinión? 

No sé qué mundo nos espera, sólo hay que vivir y disfrutar, el mañana ya llegará. Aunque soy enemigo de dar pronósticos, si aplicamos la fórmula de la esquina del tiempo, alrededor de diciembre de 2012 coincide con el comienzo del reinado de Antonino Pio, el mejor emperador de Roma, el más justo y benévolo. Pero todo esto son sólo hipótesis.  


(1) Guematria: es un método por el que cada carácter hebreo tiene un valor numérico, y la suma de los valores de los caracteres de cada una de las palabras hebrea puede coincidir con otra u otras palabras que se considera que tienen por tanto una conexión o analogía esencial entre ellas aún siendo diferentes.  

LIBROS DE JAIME VILLARUBIA: AQUÍ

CONFERENCIAS JAIME VILLARRUBIA: AQUÍ