PALABRAS

"Una mirada lo cambia todo: la perspectiva, la luz, la sombra, el verso... la palabra."

Marina Marañón. El sentido de la palabra

Hace 7 meses / BLOG LOS ZAPATOS ROJOS DE DOROTHY / 0

Fecha de publicación: 23 de febrero de 2017

   « Que la magia me columpie por la vida»        

Desde bien pequeña la vida hizo que me sintiera diferente. Mientras mis hermanos de mayores querían ser bomberos, médicos, maestras… yo quería ser India, tener unas largas trenza, una cinta con una pluma, montar a caballo y vivir en una cabaña cerca del agua. Pero por encima de todo quería formar parte de una raza castigada a la que se trataba con dureza, y aún así, completamente libre. Me lleve un disgusto enorme cuando comprendí que mi sueño era imposible. ¡Niña no se puede cambiar de raza! Eso no me impidió soñar cada día más, pero ya consciente de lo que era un sueño imposible y lo que era un sueño que podía hacerse realidad.

1.- ¿Cómo te sientes cuando escribes? ¿Qué supone para ti el guion y qué buscas expresar con él?  

Empecé escribiendo poemas, necesitaba gritar en el papel, quejarme, amar, que la magia de las palabras me abrazara, me columpiase suavemente para tener otra visión de la vida. Seguí escribiendo relatos hasta que descubrí el guion cinematográfico. Escribir guion equilibra mi vida, es como construir un puzle gigante de situaciones donde todo tiene su sitio y su momento. Escribir es soñar, dejar que se desboquen las ideas, los pensamientos y las emociones. En mis guiones quiero transmitir valores positivos, que frente a la intolerancia encontremos tolerancia, que frente al egoísmo tengamos generosidad, que frente a la indiferencia respondamos con dedicación. Quiero contar historias sobre un mundo mejor más justo y solidario. Si conseguimos ser mejores personas, el mundo mejorará sustancialmente.

2.-¿Qué es lo que más deseas para ti misma? ¿Cómo una madre, profesional, trabajadora puede con todo? ¿Es más difícil para las mujeres el mundo profesional del guion o estamos todos en la misma línea de salida?  

Quiero sentirme libre siempre, aunque solo lo consigo cuando escribo, sí, escribir guion me hace libre y esto hace que me sienta muy grande. Me gustaría que mis guiones llegaran al cine, que la gente saliera contenta y con la sensación de que un mundo mejor es posible. Sinceramente creo que cuando somos profesionales y madres algo se nos queda en el tintero, es decir, en mi caso que me he ocupado de mis tres hijos yo sola, se quedaba relegado todo aquello que no era urgente aunque sea importante, no tenía tiempo para cumplir mis sueños, ni para ocuparme de mí. Cuando fueron adolescentes todo cambió. Pienso que todas las mujeres, tengamos la profesión que tengamos, partimos de la misma línea de salida, la línea está marcada ahí y así por una sociedad que nos tiene poco en cuenta, una sociedad a la que aún le queda mucho camino para llegar a ser justa con nosotras.

«Foto de Marina, junto a sus  tres hijos: Alejandro, Ana y Tania  en el aeropuerto. Fue un momento de felicidad y reencuentro que Marina recuerda como uno de los días más felices de su vida »

3.-¿Cuáles son tus proyectos futuros en tu vida y en tu profesión?  

Estoy en un momento especial,  mis metas están claras y son realistas. Ahora estoy trabajando con un guion precioso que se llama “un sentido diferente de las cosas”, el protagonista es un joven con síndrome de Down, también estoy recopilando mis poemas en un libro, estoy formando parte de un proyecto que se llama “el taller del tiempo” con "abcguionistas" y tengo en proyecto crear una historia para un personaje algo rancio y pusilánime que creé hace algunos años. Mi meta emocional además está fundamentada en la felicidad con mis hijos, en cuidar de mis amigos y en intentar ser cada día mejor persona.