PALABRAS

"Una mirada lo cambia todo: la perspectiva, la luz, la sombra, el verso... la palabra."

Maty Gómez. Nuestra chica Almodóvar favorita

Hace 8 meses / BLOG LOS ZAPATOS ROJOS DE DOROTHY / 0

Fecha de publicación: 2 de enero de 2017

El pasado 20 de junio de 2017 el blog "Los zapatos Rojos de Dorothy" tuvo una visita muy teatral.  La actriz Maty Gómez, nuestra chica Almodovar preferida, en la obra "YO QUIERO SER UNA CHICA ALMODÓVAR" nos habla de sus proyectos y de ese viaje, siempre difícil pero apasionante de la interpretación. 

«Dum audes, ardua vinces (Si te atreves, vencerás toda dificultad»

Maty

Maty Gómez es una muestra de cómo querer es poder. Después de trabajar más de 30 años en la Administración, se dio cuenta de que eso no llenaba su vida. Cuando se apuntó a un curso para principiantes de teatro se le inoculó el veneno de la interpretación y ya no puede dejarlo. Decidió dejar su trabajo por este sueño, para  formarse también en interpretación ante la cámara, y en sólo 2 años, esta actriz Granadina con sonrisa de niña  ya toca todos los palillos y no para quieta un momento.

En este corto espacio de tiempo ha hecho teatro, largometrajes, TV y publicidad y ha aprendido, como una esponja,  de cada maestro, con confianza y admiración. Sobre todo ha disfrutado en el camino dando un sentido a su vida que hace años no habría imaginad que podría tener. Hoy nuestra chica de muchos rostros, Puri, Poncia, Lucy del Páramo y tantas otras nos habla de su arte y de este viaje de ser actriz. 


Maty Gómez en "Las penas saben nadar"

 1.-¿Qué es lo más te gusta de ser actriz y cómo ha cambiado tu vida desde que diste el salto? ¿Cómo se ve la vida entre bambalinas y rodajes?

Me encanta la creación del personaje, cómo va tomando forma a medida que se fusiona conmigo. Es maravilloso poder interpretar otras vidas y comprenderlas, la empatía que se llega a sentir. Desde que tomé la decisión de ser actriz me siento muy afortunada por trabajar en lo que realmente me gusta, que para mí no es un trabajo realmente, pues no me cansa por mucha energía que derroche haciéndolo. La experiencia entre bambalinas y en rodajes ha sido extraordinaria. Se conoce muy bien a las personas, no todas te lo hacen pasar bien, pues a veces hay muchas envidias, los egos están muy presentes, pero hasta de eso se aprende. También hay personas maravillosas que siempre estarán ya conmigo y, en muchas ocasiones, de un trabajo ha venido el siguiente.  


«Maty Gómez e Lucy del Páramo en "Yo quiero ser una Chica Almodóvar" de Carlos Mesa»

2.-¿Qué es lo más duro de la profesión de actriz? ¿Y lo más gratificante? ¿Cuál es el papel más divertido y cuál es más difícil que has interpretado?

Lo más duro sin duda es cuando no tienes proyectos, esa búsqueda, que yo llamo trabajo de campo. Y también la soledad del actor, pues la gente que te rodea que no es de la profesión no te llega a comprender, cuando a veces no puedes quedar si al día siguiente tienes rodaje o función y quieres estar espléndida, o si no debes hablar por teléfono pues tienes que cuidar la voz. Lo más gratificante, sobre todo en teatro, es el aplauso y el calor del público. Saber que en ese tiempo se metieron en la historia y vieron al personaje y no a ti. Siempre que he hecho comedia me parecía divertido, quizá el que estoy haciendo ahora en YO QUIERO SER UNA CHICA ALMODÓVAR, me divierte esa Lucy del Páramo a la que doy vida, mitad inocente y mitad atrevida. Ojalá viniera a verla Pedro Almodóvar al que encontré en la calle el mes pasado y quedó tan fascinado cuando le conté sobre este microteatro que es un homenaje a sus películas. Mi papel más difícil podría ser el primero, Poncia en LA CASA DE BERNARDA ALBA, por el poco tiempo que llevaba en ésto y el esfuerzo y la devoción con que me lo tomé, teniendo en cuenta que simultaneaba con mi anterior trabajo. Fue un ofrecimiento de mi primer maestro Joaquín Gómez, quién me abrió los ojos al teatro. Pero también mi segunda obra, que ya fue un salto descomunal, un monólogo de hora y cuarto maravilloso con múltiples transiciones LAS PENAS SABEN NADAR, donde interpretaba a una actriz que contaba su experiencia de vida mientras se daba al alcohol. Fue mi gran aprendizaje en las tablas de mano del director Arístides Naranjo que tanto me enseñó.  


«Maty Gómez es Póncia en "La casa de Bernarda Alba" de Lorca»

3.-¿Cuáles son tus próximos proyectos? ¿A quién te gustaría interpretar, cuál es tu sueño todavía por alcanzar como actriz? Tengo en proyecto hacer una nueva obra de teatro pero aún estoy barajando opciones. Y ojalá me viese alguien importante para hacer algún papel en una serie, me encantaría. Por otra parte, un novel director de cine confió en mí y estamos grabando su primera película ALBÓNDIGAS de Antonio Gómez, donde soy la protagonista en un papel precioso. Hemos rodado ya una parte y pronto lanzaremos un crowdfounding para poder acabarla. No tengo a nadie en mente que me gustaría interpretar porque es tanto lo que me queda por hacer que me gusta cualquier papel. Y mi sueño sería poder vivir de la interpretación que tan complicado es. 

Si quieres ver su videobook, pincha AQUI