PALABRAS

"Una mirada lo cambia todo: la perspectiva, la luz, la sombra, el verso... la palabra."

PIENSA CON EL UTERO Y VENCERÁS

Hace 1 mes / Simbología / 0

Fecha de publicación: 1 de enero de 2018

Yo he llegado a esa conclusión después de un proceso largo, nutritivo y maravilloso. Tan alimenticio como mi Ütero y pongo esa "Ü" con diéresis con toda la intención, pues todas nosotras, señoras, somos "Ünicas" al igual que nuestro Ütero es Ünico. 

Os preguntaréis cómo pensando con el Ütero podemos vencer. Aquí os dejo mi viaje creativo, tarótico, catártico y arquetípico al fondo de la cuestión. Un encuentro que tuvo lugar en el centro donde se gestan las ideas; el Ütero. Sí, "habéis oído bien", las buenas ideas, amigas mías nos nacen entre las piernas, igual que los bebés, porque: Todo en nuestra sagrada vida femenina, se gesta, se nutre y se da a luz gracias a nuestro Ütero. 

Aunque este viaje comenzó hace mucho tiempo, ha habido herramientas muy poderosas que me han ayudado a canalizar lo que me latía en el Ütero. En el corazón mismo de ese interior nuestro, "sagrado femenino" acunamos el chakra de la revolución, pero si no lo alimentamos se extingue o permanece como una llama reducida, apocada.  Pero..."Es hora de vencer" "Llegó la hora de despertar"

Las heridas que sentía en mi interior y que no localizaba respiraban en mi vientre. Me llamaban a gritos y yo iba como gallina sin cabeza buscando las respuestas a veces acertadamente otras de forma errónea.  Releer por segunda vez después de muchos años "Mujeres que corren con lobos" de Clarissa Pínkola Estés me conectó con mi lado más salvaje e instintivo, ese cordón dorado, hilo de Ariadna que me cogió de la mano y me llevó a escribir novelas, cuentos y a pintar a acuarela, aunque en lo que se refiere a la pintura soy una completa novata, pero me dio lo mismo, necesita "expresarme"; bailar, conectarme con la naturaleza y sus ciclos, hablarle al árbol a la rama, al sol, al pájaro, comunicarme con objetos, personas, estaciones, cascadas, pintar con las manos desnudas, imaginar, danzar con la vida, jugar...

Así ha ido naciendo un libro de acuarelas y poemas que algún día tal vez publicaré en esta web, ya le pediré instrucciones precisas a mi Ütero, y veré cómo lo hago,  pero volviendo a mis heridas, algunos dibujos trataban de sacarlas a la luz, eran arpones que se clavaron en mi y que traté de doblegar con el dolor, sin saber que solo abrazándolos podría transmutar su veneno. Así nació este dibujo que pinté con mis dedos y acuarelas, uniendo sus perfiles con rotuladores. A este dibujo le acompañó esta prosa poética:

«Ver a través del dolor el misterio oculto, la torre tiembla , la savia se derrama, rastros de agua y sangre, para nacer desbordada,  laberintos de fuego que se incendian en sus bordes. El abismo recoge los puzles  de la vida, puñados de sal y todos los líquidos del tiempo.» ...

                                                                                                                    Acuarela "Dolor" y "Sirena"

«Mi corazón es una concha en la que retumba el mar; el fuego de la vida silva  a través de sus laberintos. En mi vientre se clavaron arpones que mi sangre  de sirena envolvió de corales. Desde mi ombligo veo el mundo de los sueños,  a veces feliz, otras tempestuoso. Así es el mar, así lo siento en mi cola, en mis raíces. Soy sirena, mi nombre secreto es Irena y cuando el océano alcanza los meandros  de mi cuerpo de pez-humano, mi dolor y mis cantos se hacen luz en el abisal y  revela sus secretos. »

Las heridas aún me dolían y continué buscando, sanando, perdiéndome en los senderos de mi laberinto...

Y llegó el dibujo de mi propia voz, mi expresión más sagrada, mi identidad más profunda...




Y junto con mi la voz, la palabra poética se abrió paso en mi mente, de nuevo, para regar con luz lo que ocurría: 

«Pronunciar todos los nombres, todas las sombras, todas las luces, todos los espacios, de la vida, de la muerte. Lo profano y lo sagrado, de la letra y el agua, del color y lo invisible Ser todos para ser yo… »




Hace un par de días, con varios mazos de cartas del tarot (De la Diosa; Oraculo de la Diosa y Femineidad) junto con el dibujo del Ütero que incluyo aquí, inicié un nuevo viaje. La propuesta surgió gracias también a Violeta Varela, psicóloga Junguiana que recomiendo por su buen hacer, su excelente trabajo con arquetipos, ha sido mi hada madrina en este viaje.  La carta del oráculo de la Diosa que me recibió en el umbral fue la Princesa de Copas, símbolo de inspiración, creatividad, belleza. Tras ella llegó el momento de traspasar la puerta de entrada a los misterios. Me esperaba Deméter y canalicé ideas, sueños, palabras.  En el Ütero se concentran todos los sentimientos y muchos de ellos se pudren y lo dañan. La ira contenida, el dolor, la desilusión que guardamos ahí me pareció la tierra oscura de la que puede resurgir una semilla nueva, luminosa de transmutación. 


                                                                      Acuarela "Ütero"

No sabía usar este "altar poderoso", ese Ütero único del que nace mi Magia, mi coño sagrado...Deméter, Diosa Madre Tierra, era el pórtico hacia mi propio misterio. Esta divinidad Griega está ligada a los Misterios de Eleusis. La mitología cuenta que su hija Perséfone fue raptada por Hades que la llevó al inframundo. Deméter, mi madre me pedía a gritos que floreciese en mí misma, ella me condujo de la mano hacia el laberinto de mis sentimientos y emociones, hacia la "aceptación", el reconocimiento, y la EXPRESIÓN DE LO QUE SIENTO, sin tapujos. El que no lo quiera OÍR QUE NO LO ESCUCHE. ¡Ah...Se siente!


Acuarela "Renacimiento"

El miedo que me paralizaba en algunos aspectos de mi vida debía ser vencido, también el vacío que a veces siento en mi vientre, la herida que dio paso a una nada instigadora. Entonces mi Ütero me dijo que estaba de luto, vestido con negros ropajes, velos que ocultaron su verdad, mi verdad, tras lo cual me invitó a que retirase cada uno de sus velos, para dar paso primero al color blanco y violeta transmutador. "Ahora engendraré nuevas historias, seré sangre y carne en ellas, las de tu vida y las de tu creatividad. Te bendigo. Bendíceme Tú a mí", me pidió y así lo hice. "Te bendigo Ütero sagrado, centro y madre de mis proyectos, de mi creatividad, de mi MAGIA. " La muerte de lo viejo dio lugar a lo nuevo, y en este sendero, una acuarela tomó cuerpo y una Diosa me acompañó al averno: ISIS. Viajé a su lado en la barca sagrada. En este punto del sendero nació  mi acuarela "Renacimiento" y estas palabras poéticas: «Las parcas rumian la pérdida , tienen hambre de vida. Isis navega entre los Mundos Otros; cielo e infierno, lunas negras, atardeceres vencidos, el último clamor de la muerte retumba entre los huesos; anuncia el fin del abismo con palabras nuevas» 

La tercera carta que apareció en mi viaje fue "La Solitaria", "La Bruja", que traía una energía de transformación. Las mujeres somos receptivas por naturaleza, con la regla, necesitamos recluirnos en soledad, sentir y escuchar nuestro vientre, para saber cuál es nuestra esencia, el mensaje de la sangre. Sentí entonces que se despertaba una "bruja sabia", que me dijo que escuchase a mi cuerpo, que el laberinto me llevaría al centro y de ahí con el hilo de Ariadna saldría hacia el exterior renovada, con una nueva confianza en la VIDA. En este sendero surgió la acuarela "Laberinto", un ovillo dentro de un corazón del que salía un hijo con palabras secretas: "A tí, Diosa del laberinto, guardiana de los secretos, enciende la Magia de la luz y abre mis caminos hacia lo más profundo de mi ser, ahí donde la vida comienza. Hilo de Ariadna que liberas con tu pureza los corazones esclavos, de sus laberintos. Teje nuevos caminos de luz. »

La carta de "Maya" (Ilusión), me preguntó ¿Qué es lo real?, liberándome con su pregunta, como si de un hechizo se tratase, de las ilusiones creadas por mí. Y llegó una bendición de cierre, oración sentida: La bendición de mi Ütero, que es mi Templo, el lugar mágico de conexión con el todo, mi espacio es el espacio de la DIOSA, mi regalo para ella. 

Deméter volvió a conducirme a mi centro, volvió a hablarme del Ütero, caldero de Keridwen, el cuerno de la abundancia, para ACEPTAR MIS CAMBIOS CON SABIDURÍA y ACEPTAR TAMBIÉN LA ABUNDANCIA EN MI VIDA. A la bruja le entregué el sello construido por mí, un sello hecho con una piedra que simboliza una montaña y un laberinto dentro de ella, un lugar físico de la tierra que guardo en secreto, pero también un lugar dentro de mi misma, mi Ütero sagrado que con una luz de oro sanadora se conecta con los Üteros de todas mis ancestras para sanarlas y sanarme. 

Con este viaje propongo a todas las mujeres la búsqueda de su verdad interior, que somos Ünicas, irrepetibles y que no hay nada que nos pare excepto nosotras mismas, que nuestra REVOLUCIÓN EMPIEZA DENTRO.

Este viaje simbólico se lo dedico a las amigas que me apoyaron, a las enemigas que me hicieron crecer, a las madres que me nutrieron, a mis ancestras y a todas las mujeres que igual que yo buscaron un camino de renovación sin dejar la lucha en busca de su sagrado femenino

Ahora sé que mi alma tiene dientes afilados y morderá a todo el que trate de herirla. Cuidado, es mi fiera salvaje, mi Yo en estado puro. Si acercas tu luz, mi alma, guardiana de mi reino, te recibirá con bendiciones

¡QUE ASÍ SEA Y ASÍ SERÁ!

Todo el contenido de esta reseña y las acuarelas tienen derechos de autor y está protegidos por las Diosas...Ojo a quien quiera utilizarlo sin permiso expreso de la autora, tiene OJOS en el Ütero