PALABRAS

"Una mirada lo cambia todo: la perspectiva, la luz, la sombra, el verso... la palabra."

Manipulación. Los tronos del poder

Hace 4 meses / Entrevistas / 1

Fecha de publicación: 3 de abril de 2022

Hoy vuelvo a entrevistar a Rubén Munday, Chamán y profesor de filosofía argentino, al que quiero preguntarle por el controvertido tema de la manipulación, que desgraciadamente ha sido aplicado con éxito a lo largo de la historia, y que hoy, aprieta más que nunca, pues lleva la carga implícita de años de experimentación sobre las masas. Para los que crean que se trata de  un tema conspiranoico y lejano a la realidad, les invitamos a que lean "Psicología de las Masas" de  Gustave Le Bon, sociólogo y físico aficionado, en el campo de la psicología social es una gran influencia por sus aportaciones sobre la dinámica social y grupal (1841-1931). En el prólogo de su libro, escrito por Alain de Benoist se dice: "La masa es siempre intelectualmente inferior al hombre aislado. Pero, desde el punto de vista de los sentimientos y de los actos que los sentimientos provocan, puede, según las circunstancias, ser mejor o peor. Todo depende del modo en que sea sugestionada". Por otro lado,  Edward Bernays publicista, periodista e inventor de la teoría de la propaganda y las relaciones públicas (1891-1995) en su obra, "Propaganda" ofrece la brújula hacia el mismo centro de la cuestión: "«La manipulación consciente e inteligente de los hábitos y opiniones organizados de las masas es un elemento de importancia en la sociedad democrática. Quienes manipulan este mecanismo oculto de la sociedad constituyen el gobierno invisible que detenta el verdadero poder que rige el destino de nuestro país. Quienes nos gobiernan, moldean nuestras mentes, definen nuestros gustos o nos sugieren nuestras ideas son en gran medida personas de las que nunca hemos oído hablar.» Todo ello da para reflexionar profundamente sobre nosotros mismos y nuestra sociedad actual, así como los perversos mecanismos que manejaron líderes como Hitler o Stalin, entre otros muchos, para cometer las atrocidades que ya conocemos, con el arma de masas adoctrinadas, que tragaron sin masticar las injusticias más tremendas. Más recientemente, "La doctrina del shock. El auge del capitalismo del desastre", de la  periodista, escritora y activista canadiense, conocida por su crítica a la globalización y el capitalismo, Naomi Klein, sostiene que ese capitalismo utiliza constantemente la violencia, el choque, y pone al descubierto los hilos que mueven las marionetas tras los acontecimientos más críticos de las últimas cuatro décadas. 

Antes de continuar con la entrevista, os dejo un enlace a la que hice a Rubén Munday anteriormente AQUÍ, para que podáis saber un poco más sobre él. Y a continuación, os dejo su entrevista...

MANIPULACIÓN. LOS TRONOS DEL PODER

Por Cristina M. Menendez Maldonado


¿Cuáles son las bases, premisas e instrumentos de la manipulación? 

El ser humano no tiene la capacidad de conectarse con la realidad directamente. Lo hace a través de símbolos, el símbolo más común de todos es este. La palabra. Se puede decir que el lenguaje es nuestra casa. O nuestra jaula. El lenguaje es lo que construye nuestra realidad. Lo que la define. Sabido es que lo que no puede ser puesto en palabras, no puede ser pensado, no puede ser conocido. No puede ser registrado por la conciencia.

Entonces, ¿que es la realidad? Es pura narrativa. Aquello que nos decimos a nosotros mismos que es la realidad, se convierte en la realidad para nosotros. La realidad es una fábula que nos contamos a nosotros mismos. El problema con la realidad es que olvidamos que es una fábula. A fuerza de creer en esta fábula, vamos forjando nuestra realidad. A este conjunto de creencias es a lo que llamamos paradigma. El paradigma es el cuento en que estamos metidos y que solemos confundir con la realidad.

El ser humano es frágil. Es un ser muy limitado. Un ser que carece de todo y que todo debe conseguirlo. Incluso se puede decir que es un ser que nace sin terminar. Necesitamos unos 25 años para terminar de desarrollarnos y unos 45 para alcanzar la madurez plena. No hay en la naturaleza, un animal más dependiente que el ser humano. Por ende, el paradigma humano no puede ser otra cosa que un paradigma de carencias.

La naturaleza es bastante caótica, aunque nos esforcemos por buscarle un orden, es el caos lo que rige. Como seres naturales, nuestras sociedades no pueden ser armónicas. Por el simple hecho de que no son sociedades ordenadas. Existen ciertos rasgos en común, ciertas generalidades, pero no existe un ser humano que sea igual a otro. Cada uno de nosotros es único… y aquí llegamos ya a la primer premisa del poder: La desigualdad social. Para que haya poder, debe haber desigualdad. Esa es la primera condición. Así que la base del poder es la injusticia y la desigualdad. En tiempos primitivos dominaba el más fuerte sobre el más débil. Las sociedades fueron evolucionando. Esa fuerza del primitivo fue mutando. Se fue transformando en recursos, en dinero, en astucia. Pero la premisa de la desigualdad se mantiene. Unos deben tener más de algo que otros para poder dominarlos.

Sobre esta premisa se crean los gobiernos también. Los gobiernos, supuestamente existen para proteger a los débiles de la amenaza de los más fuertes. Para evitar que el pueblo se despedace entre si e impartir un cierto tipo de justicia. Los pueblos ceden su poder al gobernante a cambio de seguridad y justicia. En la actualidad, el control del mundo está en manos de mercado. Le dicen democracia, pero es el modelo neoliberal. La democracia es solo una forma de justificar el ascenso al poder. De decir: ¡Eh Nosotros estamos aquí porque ustedes nos votaron! Pero en un modelo neoliberal, no puede haber democracia. Quien pone más dinero es el que manda. En un modelo así, la corrupción no es la excepción. Es la regla del juego.

Se dice que el dinero es lo que mueve al mundo. Pero esto no es cierto. Lo que mueve al mundo no es el dinero. Es el miedo. Todo lo que la gente hace, en el fondo, lo hace por miedo a algo. Miedo a fracasar, miedo al rechazo, miedo a la pobreza, miedo a la muerte. En todo deseo se oculta un temor. Quien controle el miedo de la gente, controlará también al mundo.

El dinero es algo simbólico. Ni siquiera hay tanto dinero impreso como el que figura que anda circulando. La mayor parte de las fortunas que se mueven por ahí, son virtuales. Son solo datos. Si a alguien se le ocurriera hackearlos, se produciría la peor crisis de la historia.

Es el sistema. Pero ese sistema también somos nosotros. Nadie lo dirige. Es como una jaula en la que nos hemos metido y de la que nos cuesta salir. Imagina que mañana la gente se aburre de la tecnología y la dejara de lado. Que dejara de usar celulares y ordenadores y se volcara a otra cosa. Esa otra cosa sería la que domine. Pero somos nosotros los que entramos en esa trampa. Nadie nos la impone. Nosotros la creamos y nos metemos dentro. 


Mucho se habla de los Amos del mundo, las Élites. ¿Qué opinas sobre ello?

Nosotros vamos creando a los amos. Nosotros nos sometemos. Tenemos más parte de culpa que ellos en este juego de la manipulación. El eje es el miedo. La búsqueda de seguridad. Y una vez que alcanzamos esa seguridad, lo que queremos es el placer. Esas son las dos cosas que nos rigen. Pero hay que ver qué todo eso está en nosotros. Hay élites porque nosotros creamos esas élites con tal de que nos den seguridad y placer. Es el caso de la tecnología. Quien la maneja, maneja al mundo. Si. Pero nosotros le damos ese poder.

Podría profundizar más en el tema de las teorías conspiranoicas. Creo que también es tiempo de desmontarlas y hacernos responsables de lo que estamos haciendo. Es que también hay todo un negocio detrás de estás teorías. Se venden libros. Películas. Conferencias. Pero todo eso está en nosotros. Proyectamos lo que no somos capaces de aceptar. Todo eso es parte de la sombra de la humanidad. Y hay que desmitificarlo para hacernos cargo. El control del mundo somos nosotros. Nadie lo maneja desde arriba. Los de arriba también dependen de nosotros.

Muchos hablan de la manipulación de los medios mediáticos. Pero solucionar eso sería tan simple como apagar el televisor.

El lenguaje es la jaula del ser, porque es el lenguaje lo que determina nuestra realidad. Los límites de nuestro lenguaje van a ser también los límites de nuestra conciencia, y, por ende, los límites de nuestra realidad. La realidad no es la misma para quien maneje unas 1000 palabras que para quien maneje 20000. Aprender lenguas sagradas, puede abrirte las puertas a otros mundos. A otros niveles de realidad.

Seguridad versus libertad

El paradigma de seguridad vs libertad es tan viejo como la humanidad misma. Todos sacrificamos parte de nuestra libertad a cambio de nuestra pertenencia. A cambio de la seguridad que nos ofrece el grupo. Para pertenecer debemos amoldarnos, aceptar las reglas del grupo, dejar de ser nosotros para pasar a ser parte del montón. Sacrificamos nuestra individualidad para ser normales. Para ser quienes acaten la norma. De esta forma ganamos seguridad. Pero ahí es cuando la cosa se empieza a poner paradójica, ya que una restricción excesiva de nuestras libertades individuales va a hacer que nos sintamos inseguros dentro del grupo. Yo, para sentirme seguro, voy a necesitar un campo de acción, un campo en el que pueda moverme libremente. Necesito saber que puedo usar mis fuerzas y recursos para sobrevivir. Que nadie me va a impedir actuar. Cuando mi libertad es demasiado restringida, ya empiezo a percibir esas restricciones como una amenaza. Aquí entra en juego el papel de la justificación o la mal llamada justicia. La cuestión, ahora, pasaría a ser: ¿Hasta que punto se justifica restringir la libertad?

Las formas de manipulación son básicamente dos. La primera tiene que ver con infundir miedo y ofrecernos seguridad. De eso habíamos hablado.

Pero, ¿qué hacer cuando ya nos sentimos seguros? ¿Qué hacer cuando ya todo el mundo está controlado, regulado y monitoreado? Aquí entra en juego la segunda estrategia. También tiene que ver con crear una necesidad. Pero como nuestra primera necesidad ya está cubierta, se echa mano a la segunda. El placer. El ser humano, cómo todo animal, una vez que se sienta seguro, va a perseguir el placer. Va a buscar todo aquello que satisfaga esa necesidad. Más confort, más privilegios, más reconocimiento. El mercado de la satisfacción es bastante amplio. La revolución tecnológica apunta a eso.Y cuando se agote la revolución tecnológica va a haber una revolución genética. Afortunadamente, ya hay gente que está descubriendo las trampas de esta sociedad hedonista y se vuelca a viejas filosofías de vida. Como el estoicismo por ejemplo. (**Nota: Los estoicos proclamaron que se puede alcanzar la libertad y la tranquilidad tan solo siendo indiferente a las comodidades materiales, la fortuna externa y dedicándose a una vida guiada por los principios de la razón y la virtud (tal es la idea de la imperturbabilidad o ataraxia)


Conspiraciones versus realidad

Antes de contestar quiero aclarar que defiendo la libertad de creencias y no tengo ánimos de ofender a nadie.

Leí bastante sobre teorías de conspiración y siempre hay alguien que me pide mi opinión al respecto.

Todas esas teoría de conspiración las considero parte de lo que llamo la sombra del mundo. Son proyecciones de lo que todos llevamos dentro y no quisiéramos reconocer. Se debe entender una cosa: El sistema está en nosotros. Es parte de lo que somos. Nosotros somos el sistema y no hay que buscar culpables afuera. Si existen clases dominantes, es porque nosotros les cedemos el poder para que puedan dominarnos.

¿Temen ser manipulados por los medios de comunicación?

La solución es simple. Apaguen el televisor. No consuman noticias.

¿Temen por la seguridad de sus datos? Dejen de usar redes sociales. Hagan un uso más inteligente de la tecnología.

¿Le temen a los poderosos? Dejen de darles tanto poder. No acepten lo que les ofrecen.

¿Serían capaces? Yo les puedo garantizar que con eso destronarían a las clases dominantes. No hace falta la intervención de seres de otros mundos.

Está en nosotros destronar a esa gente. Nosotros alimentamos ese poder. Nosotros posibilitamos esas atrocidades. Es como dice una famosa película, si buscan un culpable, mírense al espejo. 

No hay estabilidad tampoco en la cúspide. Los que hoy están arriba, mañana pueden estar abajo. Todo depende del mercado, del movimiento de las acciones. De la bolsa de valores. El mundo es un barco sin timón.

Pero si solo unos pocos toman acción, no se pueden dar los cambios, ¿no? ¿Tendría que ser algo global y hay mucha gente que no es consciente de todo lo que pasa entre bambalinas? 

Es el sistema que nos hemos creado que parece haber tomado vida propia y manejarnos a todos. Las estadísticas gobiernan el mundo. Pero todo eso está en nosotros.

¿Para qué estamos aquí? ¿ Que se quiere de nosotros?

Lo que hemos venido haciendo desde que llegamos. Aprender. Evolucionar. Somos semillas. Somos apenas eso. Si pasamos la prueba, nuestro árbol cósmico va aprender. Si no, vamos a desaparecer en el olvido. Es el juego de los dioses. Este es su jardín. No el nuestro.

¿Pero el alma es inmortal no? ¿Podemos morir en 3D pero no así nuestra alma?

Tomaría tiempo explicar eso. Necesitaríamos una nueva entrevista. Para un chamán existen formas de burlar a la muerte y mantener su identidad intacta del otro lado. No para todos.  No todos llegan a cristalizar un alma...El alma se siente. Sabes que la tienes, como sabes que tienes ojos o manos. Hay gente que lleva viviendo varias vidas. También hay gente sin alma.

Tomemos el caso de gente muy depravada que nunca llega a establecer una conexión con su divinidad. Estas almas después de morir se descomponen en sus elementos. Como el cuerpo se descompone en la tierra. Son almas que no llegan a prender. Que no tienen ninguna oportunidad de inmortalidad. Su energía se disipa y acaba volviendo al universo. Simplemente viven. Reaccionan a las fuerzas cósmicas. Son movidas de aquí para allá por las líneas de influencia. Son marionetas de carne sin posibilidad de llegar a ser algo más.

Se podría decir que el mal sucede a través de ellos. Son simples marionetas movidas por fuerzas externas a ellos. Un buen ejemplo puede ser un psicópata. Un psicópata simplemente actúa por instinto. Pero no tiene conciencia de lo que es el mal.

¿Quién, Cómo, Por qué, Para qué (Objetivo) de la manipulación?

Visto desde nuestro paradigma de carencias es más que claro que el objetivo de la manipulación es utilizar al otro como medio o como recurso para obtener fines personales. El otro deja de ser un ser humano con derechos y queda reducido a un objeto de uso. A un medio para obtener un fin. El ser humano es muy básico. Estos fines, por lo general, se reducen a dos cosas, la seguridad y el placer.

En 1989, con la caída del muro de Berlín, se marcó el final de la guerra fría. Este acto simbólico dio inicio a la globalización neoliberal. Fue en ese momento cuando se produjo un cambio significativo en el poder y la forma de controlar el mundo. El poder paso a manos de las grandes corporaciones y los gobiernos empezaron a perder influencia. Sí bien, existen sociedades secretas con la ambición de controlar el mundo, hay mucho mito en torno a ellas, la mayoría no pasan de ser clubes de intelectuales adinerados. Actualmente, el poder está en manos de las grandes corporaciones. De quienes mueven grandes capitales. Está gente suele asociarse y tener sus reuniones secretas, pero no suele formar sociedades permanentes. Mucho menos fraternidades. Los socios van cambiando con bastante regularidad, según sus intereses.

Se habla también de una gran difusión de símbolos Illuminati por parte de algunas compañías. Pero, en realidad, estos símbolos corresponden a la masonería y puedo asegurar que hoy en día, una ONG tiene más poder que una Logia masónica.

El peligro de las teorías conspiranoicas radica en que ponen el foco en un enemigo inexistente y se desvía la atención de los verdaderos responsables. El demonio fue creado para no culpar a Dios de los males de este mundo.

A quienes dominan les conviene que creamos en demonios para presentarse ellos como dioses benefactores.

En cuanto a la involución. La degradación humana es una cuestión de conveniencia para ellos. El ser humano, lentamente va dejando de ser un sujeto de derecho y va pasando a ser un objeto de uso. Ya no es más aquel ser maravilloso, casi mágico, abierto a múltiples posibilidades para pasar a convertirse en un ser que consume, produce y se reproduce para que haya más consumidores, que a su vez produzcan y se reproduzcan. Esta degradación tiene más que ver con el sistema de vida que se nos impone. El ser humano vive disperso. Perdido en mil cosas que le llaman la atención y distraído de si mismo. Lejos de su centro. Nace y muere sin siquiera saber quién fue, ni que posibilidades le ofrecía la vida. Literalmente, su vida le es arrebatada ni bien nace.

Justicia es una palabra muy mal empleada y que está abierta a múltiples interpretaciones.

Pregunta que es la justicia y vas a verás que cada uno la entiende de manera diferente. Lo que puede parecer justo para mí, puede parecerle injusto a otros y viceversa. La justicia existe nada más que como idea. Para definirla correctamente no deberíamos llamarla justicia, deberíamos llamarla justificación. No existe la justicia. Lo que existen son las justificaciones.

  

La manipulación a lo largo de nuestra historia humana.

Recientemente me han enviado los 11 principios de la propaganda nazzi creados por Goebbels, (simplificación, contagio, transposición, exageración y desfiguración; vulgarización; renovación, verosimilud, silenciación, transfusión, unanimidad) ¿Cómo nos han manipulado a lo largo de la historia? Por qué otros despiertan y lo ven claro desde casi el principio? ¿Qué mecanismos operan en ambos casos para dormidos, despiertos, etc?

Tomando el caso de la Alemania nazi, ahí se aprovecharon estos dos grandes mecanismos, el miedo y el hedonismo.

Alemania había quedado en crisis después de la Primera Guerra, quienes antes habían sido señores acomodados, ahora pasaban todo tipo de necesidades. De repente aparece alguien que dice tener la solución a todos sus problemas y promete llevar a Alemania a una edad de oro. Les asegura que el puede lograr poner al alemán en el lugar que por derecho natural le pertenece. Ese alguien es un excelente orador. La gente es seducida por su carisma y poder de convicción. El régimen nazi fue muy pintoresco. Se valió de todo lo que tenía a mano. La estética, las viejas profecías, incluso de las artes. Apuntó a un enemigo interno a quien culpar de todos los males del país. Incluso se mostró benevolente al liberar a Alemania de este enemigo. Muchos jerarcas nazis actuaron convencidos de que estaban haciendo un bien a la humanidad exterminando a los judíos. El régimen nazi se presentaba como un régimen inmaculado, casi santo ante los alemanes. Un alemán que haya vivido en esa época, hasta puede llegar a afirmar que fue una edad de oro para Alemania. Incluso, hoy en día, quedan fanáticos de este régimen.

Ejemplos como este abundan en la historia. Lo que hizo el régimen nazi, no es menos aberrante que lo que hizo el imperio romano o lo que hicieron los antiguos egipcios. Pero siempre si profundizamos, vemos que siempre se utilizaron estos dos grandes mecanismos. El hedonismo y el miedo.

En un tiempo se creía que los reyes tenían sangre azul, que eran diferentes al resto de los mortales. A un rey no se lo podía mirar a los ojos. Si un rey moría, se rompía un orden establecido lo que desencadenaría una serie de catástrofes cósmicas. A un faraón también se lo consideraba un semi dios. Era mejor respetarlo, no sea que se provocara la ira de los dioses y se desquitaran con el pueblo.

Hasta la iglesia católica, durante siglos, se valió de estos mecanismos.

La pandemia coincide con algo que últimamente se intentó negar por todos los medios. El cambio climático. Al haber menos circulación de gente, menos vehículos en las calles, menos aviones en el cielo, menos consumo, hay también menos contaminación. La crisis ambiental es una realidad, no es algo que de un día para el otro se pueda esconder bajo la alfombra y decir no, no pasa nada, es que los estuvieron engañando, la Tierra está limpia, no hay ninguna crisis ambiental. Lo cierto es que el planeta llegó a un punto crítico y se deben tomar medidas urgentes. Está pandemia lo que hace es funcionar como freno, como pantalla, para ocultar una crisis peor, que posiblemente lleve a un quiebre del sistema capitalista. No se puede explotar indefinidamente un planeta…

Para despiertos y dormidos operan los mismos mecanismos. Pero hablemos de los que ven y de los que no ven, la ventaja del que "ve" sobre el que "no ve" o no quiere ver es que sabe dónde están los hilos. Pero saber dónde están, no significa que se tenga las herramientas para cortarlos. Tanto el que ve como el que no ve, están atrapados en misma red. El que ve, tiene más chance de salir, lo cual, no siempre significa que lo vaya a lograr. Es extremadamente difícil sobrevivir fuera del sistema.

¿Cómo discernir la manipulación de la “verdad”? Me da la sensación de que la manipulación utiliza tantos flancos de ataque que cuando creemos poder salir de la sartén, hemos caído al fuego. ¿Cuál sería la forma de salir de este juego?

La verdad es como la hermana gemela de la justicia. Existen solamente en el pensamiento del hombre. Ambas son creencias. Pero, como dije alguna vez, una creencia no debe ser cierta para ser válida, una creencia debe ser útil. La utilidad de la justicia y de la verdad es justificar. Es dejar a las partes conformes. Esto es desagradable pero lo tengo que hacer porque es lo justo. Esto es desagradable pero lo tengo que aceptar, porque es la verdad. Por lo general, estas tres cosas, manipulación, justicia y verdad, van de la mano. ¿Cuántas atrocidades se cometen en nombre de la justicia y de la verdad? Quien posee una verdad, posee control sobre los demás. Recordemos de donde viene la verdad. La verdad fue un invento de la alta aristocracia ateniense. Lo que decían los veraces era la verdad. No podía discutirse y había que amoldarse a esa verdad. La iglesia, durante siglos, fue la dueña de la verdad, luego, tras la revolución francesa, la verdad paso a manos del Estado. Hoy, con la globalización neoliberal, la verdad la tiene el Mercado.

La forma de salirse de este juego es renunciando a la verdad, el manipulador tiene poder sobre nosotros, siempre y cuando creamos en su verdad. Esto no solamente aplica a la política, aplica también al mercado, a las religiones, sectas y pseudo gurúes.

Muchos nos planteamos si no es más cómodo seguir dormido...

Pues cada conocimiento se cobra lo suyo. Hasta en la historia bíblica, Adan y Eva fueron expulsados del paraíso al comer del árbol del conocimiento.  Muchos buscan el despertar y se ponen en manos de cuánto gurú o escuela iniciática encuentren, sin saber, tampoco sin que nadie les advierta, del precio que conlleva el despertar. Cada conocimiento en el camino se cobrará lo suyo. Eso lo puedo asegurar y, quién emprenda este camino, debe estar dispuesto a pagar ese precio. Sí el sacrificio vale la pena, va a depender de lo que haya en el corazón de cada uno. Para algunos, el despertar es la meta más elevada, puede significar su realización personal. Otros entran en el camino con espíritu altruista, para ellos, despertar es una forma de servir a la humanidad. También están los que entran por pura vanidad, los que buscan alcanzar la grandeza o el privilegio. Estos últimos, solo pueden atraer desgracia y sufrimiento a sus vidas. A ellos, más les valdría seguir durmiendo. Hay miles de otros caminos que bien podrían servirles para satisfacerlos. Serían más felices ahí. Pero despertar, no satisface el ego, por el contrario, lo aniquila. Al camino, uno entra con un corazón sincero y dispuesto a sacrificarse.

Buscar la transcendencia desde una mente manipulada, sesgada, atemorizada (y más con toda la que está cayendo) es tarea difícil. ¿Cómo expandir en nosotros ese “despertar” para hacernos cada vez más conscientes y salir, en la medida de lo posible, de la manipulación?

Entendiste bien el concepto de despertar. Para empezar, no disponemos de una Tabula Rasa en la que trabajar. Nuestra mente ya está condicionada. Llena de ideas, creencias, prejuicios y pensamientos que han sido implantados por otros y nos desvían de lo que somos, nos apartan de nuestra verdadera esencia. Es esa esencia la que hay que descubrir, antes de empezar todo el proceso. Liberar a la mente de toda esa programación previa. Todo trabajo iniciático serio, exige un despegó absoluto. Este desapego incluye creencias e ideas preconcebidas.


Filosofía Perenne. Pongo este concepto aquí porque en mi opinión existe una filosofía, o una espiritualidad o como queramos llamarlo inmutable.

Existe una tradición inmutable. El camino sigue siendo el mismo desde mucho antes que la primera pluma se estampara sobre el papel. No cambia. Solo cambia la forma de definirlo.

La manipulación a través de la religión. ¿Hacia dónde vamos como seres espirituales? 

La palabra religión viene de la raíz latina religare. Volver unir. Volver a ligar lo que está separado. Toda religión verdadera apuntará a eso. A la integración. Integrar primero al ser consigo mismo, luego con la creación y finalmente con su Creación. Se podría decir que la única religión verdadera es el Amor, que la religión del Padre es la Unidad o el Todo en todos. Hay muchas religiones mal entendidas. Religiones fragmentadas, que solo tienen en cuenta una parte de las escrituras, dejando afuera el resto y en eso basan sus dogmas. También hay religiones mal entendidas o que ni siquiera son interpretadas, se quedan adorando los símbolos y no lo que estos símbolos representan.

Cuando hablamos de manipular a través de la religión, tenemos que hablar de religiones instituidas y aquí cabría preguntarse si en realidad se trata de religiones o de instituciones. La técnica de manipulación es bastante simple, se usan los dos mecanismos antes mencionados a través de la promesa de un premio o un castigo eterno. La promesa de una felicidad futura, te hace feliz en el presente, aunque tu vida sea una ruina, lo soportas todo por la promesa de una dicha eterna. Por el contrario, la amenaza de un futuro tormento, adelanta tu sufrimiento, te hace sentir desgraciado, aunque tengas todo para ser feliz.

Como seres espirituales estamos aún en una etapa de prueba, la especie humana recién está empezando a dar sus primeros pasos, recién empezamos a incursionar en la materia y estamos conociendo nuestras posibilidades. Se puede decir que somos un ensayo ensayando la vida. Pero es una vida que no acaba de prender. La humanidad puede considerarse una semilla. Falta bastante para que esta semilla germine. Por ahora, nuestro único deber es cuidarla y asegurar que se den las mejores condiciones posibles para que prenda.

“Un mundo feliz” de Aldous Huxley, una utopía que nos habla de un futuro próximo? ¿Cómo lo ves? ¿Qué nos hace humanos? En el libro se dice: “Si se quiere evitar la persecución, la liquidación y otros síntomas de fricción social, es preciso que los aspectos positivos de la propaganda sean tan eficaces como los negativos. Los más importantes Proyectos Manhattan del futuro serán vastas encuestas patrocinadas por los gobiernos sobre lo que los políticos y los científicos que intervendrán en ellas llamarán el problema de la felicidad; en otras palabras, el problema de lograr que la gente ame su servidumbre.” También habla de 4 mecanismos del Estado Mundial: Ideas y manipulación a través del sueño; Jerarquías; Soma; Eugenesia para perfección de la especie. Por otro lado, Huxley habla de: El consumismo como método de manipulación. Eliminación del individualismo/Deshumanización/Imposición de la Felicidad. Y dice: “Una dictadura perfecta tendría apariencia de democracia, pero sería básicamente una prisión sin muros en la que los presos ni siquiera soñarían con escapar. Sería esencialmente un sistema de esclavitud, en el que gracias al consumo y el entretenimiento, los esclavos amarían la servidumbre.”

El trasfondo de un mundo feliz es el artificio. Huxley describe una humanidad deshumanizada. Una humanidad que se volvió totalmente artificial. Cada miembro de la sociedad era manipulado genéticamente para que encajara en su rol, y por si acaso no estaba conforme, contaba con Soma, una droga que le proporcionaba felicidad. En un mundo feliz, lo que se priorizaba por sobre toda las cosas era el buen funcionamiento del sistema, el sistema, pasó de ser un medio para facilitarles la vida a ser una jaula de la que nadie podía salir. Pero la forma de mantener a todos en esa jaula era mediante el engaño. Creo que Huxley fue un visionario. A eso apunta el mundo con el mercado a la cabeza. Si no, mira el auge de los test y a toda esa gente que vive tomando ansiolíticos y antidepresivos.

Otro libro que podría recomendar sobre manipulación es 1984 de Orwell.

¿Espiritualidad o religión? Lo primero me lleva más a conexión sin intermediarios, si hay un corazón sencillo que desea con sinceridad esa conexión,  y la religión a mi me parece el marketing del intermediario....¿Qué opinas?

Existe una gran diferencia entre religión y espiritualidad. Para que se entienda mejor, diré entre espiritualismo y espiritualidad. “La espiritualidad puede ser una constante búsqueda. Es pura experiencia. El espiritualismo todo lo da por cierto. Nada queda abierto. No ofrece ningún camino. Es obediencia y premio o desobediencia y castigo. Es lógico que se lleven mal. Uno se hace llamar pagano y la otra se considera sagrada.” Lo que busca un místico es la unidad, primero la unidad con su propia alma, con su ser espiritual, después la unidad con el gran espíritu que es El Todo. Está experiencia es individual, cada uno la experimentará a su manera y tendrá forma de de explicarla. No se le puede poner al espíritu un Ismo, si lo estoy definiendo, lo estoy deformando, lo estoy transformando en símbolo para introducirlo al paradigma humano. Estoy queriendo explicar algo que está más allá de toda comprensión. La meta del místico es la unidad, primero la unidad con su alma, después la unidad con su creador, el gran espíritu que es el padre de todo. Está experiencia es individual, los medios para llegar a ella serán distintos para cada uno. Nadie tendrá forma de explicarla. No se puede poner en palabras algo que está más allá de toda definición. No se le puede poner al espíritu un Ismo. Si lo estoy definiendo, lo estoy deformando, lo estoy transformando en un símbolo para incluirlo en el paradigma humano.

Para los antiguos buscadores, esta era la verdad. La verdad no consistía en frases o en fórmulas, sino en un estado de la mente. En esta conciencia de unidad. Todo lo demás quedaba relegado a la ilusión.

La diferencia entre espiritualismo y espiritualidad radica en que el espiritualismo es un paradigma. Es un sistema de creencias, es cerrado a unos métodos y a unas formas. En cambio, la espiritualidad es abierta. No sigue un dogma. Como dije alguna vez, el ser únicamente puede realizarse siendo libre. Solo en la libertad puede hacerse uno con lo que es. Cada ser es único, no existen dos seres iguales. Lo que le funcionó a uno, no necesariamente le funcionará a otros. Cada quien debe buscar su propio camino.

Automanipulación. El guardián del umbral

Si eso es verdad. Nos automanipulamos. Se puede agregar. Nos creamos un verdugo interior con tal de ser aceptados y sentirnos seguros. En ocultismo se llama guardián del umbral. Mente automática. Condicionamiento. Programación. Super-yo. Pero voy a usar el término con el que estoy más familiarizado, el guardián del umbral.

 El guardián del umbral es una entidad del interior del hombre, creada por nuestros miedos, culpas, frustraciones, envidias. Se lo llama guardián porque por un lado, funciona como nuestro protector personal. Pero por otro, es nuestro carcelero, nos cierra el paso y hasta, a veces, se convierte en nuestro verdugo cuando le desobedecemos. En cierto punto del camino, debemos enfrentar a este guardián para seguir avanzando. Vencerlo sería el equivalente a deshacernos de condicionamientos, programas mentales, viejas estructuras y creencias que no nos dejan avanzar.

Cine...¿Ficción o realidad?

Estás películas, lo que hacen es reflejar la realidad. Sí una película es taquillera es porque consigue que la gente se sienta identificada con ella. Estás películas no revelan nada. Solo reflejan cosas que ya sabemos. Por otro lado, si que es posible la manipulación masiva mediante el cine, por absurdo que esto parezca.

En los años 80 del siglo pasado, hubo algo que se conoció como el síndrome de Stallone, a raíz de sus personajes se pusieron de moda los gimnasios. Con las primeras Rápidos y Furiosos se multiplicaron las carreras callejeras. Incluso, en un reportaje que le hicieron a un corredor, repetía palabra por palabra lo mismo que dijo Diesel en una de las escenas. Hay muchos ejemplos como estos. No es de extrañar, que alguien, con un poco de habilidad, se valiera de este medio para manipularnos.

El cine lo que muestra es lo podría pasar y supuestamente cómo se debe reaccionar a esa situación. Es como una especie de manual de instrucciones.

Matrix, por ejemplo, me recuerda a la caverna de Platón. Tampoco era nueva esa idea. Matrix está más adaptada a la era tecnológica, pero ya desde la antigüedad se tenia esa idea de que el mundo no es real. De que es una proyección de la realidad. Y es totalmente cierta. Vivimos en un mundo simbólico. La realidad para nosotros es un papel en blanco donde cualquiera puede escribir lo que se le antoja.

El problema con la Matrix es que ya la tenemos incorporada. No se nos impone desde afuera, sino que está en nuestros mecanismos de cognición. Vemos el mundo como somos y no como es. La cuestión es ver qué hacemos con esto que somos. Sabiendo esto, puedes hacer dos cosas, o vives en la Matrix de otros, o te creas tu propia Matrix. Aunque no se pueda salir, tienes la ventaja de saber que esto es solo una Matrix. Que no es real.

¿Crear nuestra propia Matrix es lo que Carl Jung llamó proceso de individuación?

Algo así. La individuación es la integración total de lo que eres. Un chamán vendría a ser lo que Jung llamaba el "Self". Es alguien que pasó por ese proceso de individuación.

Crear tu propia matrix vendría a ser crear tu propia verdad.

Tu forma personal de verte a ti misma y de ver el mundo. Independientemente de lo que otros puedan opinar. 

Sin embargo, el término individuación de Jung está mal traducido. No debería ser individuación. Jung se refería más bien a la indivisión. No a lo individual. El individuo de Jung debería entenderse como el indiviso. El que logró integrar todos los aspectos de si mismo. Eso sería el Self o el sí mismo. Los psicólogos entienden mal esa parte. Jung hablaba de integrar la sombra, el anima y el animus.

¿Tus gafas para ver tu mundo?

Exacto. Es ver el mundo con tus propias gafas y no con gafas ajenas.

Vivimos en un mundo donde cada uno te quiere poner sus gafas. Pero si ya llevas las tuyas, se les hará difícil eso.

Cuando llegas a un punto en que no hay realidades, empieza el verdadero trabajo interno.


Proyectos secretos: “Blue Beam Project” (De Wikipedia: es una teoría de conspiración propuesta por Serge Monast, periodista, ensayista y teórico canadiense, la cual describe que los eventos ufológicos y divinos son producciones parusías elaboradas por grupos de poder como el Gobierno de los Estados Unidos o la NASA. Tiene como objetivo el vulnerar la conciencia humana intentando implementar una nueva religión basada en el modelo de la Nueva era, para de ese modo establecer un Nuevo orden mundial)

He leído algo sobre esa teoría. No dudo que esa tecnología exista. Pero dudo bastante que pueda tener efectividad. Esto lo digo desde mi experiencia personal como canalizador. Aprendí que las entidades pueden ser engañosas, por eso jamás las catalogo. Jamás afirmo que se trate de espíritus o de extraterrestres o de ángeles o de santos. Lo único que puedo afirmar es que son entidades que dicen ser espíritus, extraterrestres, ángeles o santos. Yo no tengo forma de comprobar que realmente lo sean. Sabiendo que esas tecnologías existen, tampoco podría afirmar que se trate de entidades. Tal vez estén intentando manipularme con algún tipo de tecnología que desconozco. Es una posibilidad.

Creo que lo mismo les pasa a todos. Quien sea escéptico, puede alguna noche ver un fantasma en su cuarto y encontrar mil explicaciones racionales al fenómeno, quién quiere creer en fantasmas, siempre se las va a arreglar para encontrar fantasmas en todas partes, detrás de cada fenómeno.

La efectividad del proyecto, va a depender de la credulidad de las masas y últimamente, las masas están perdiendo su inocencia. 

Una vez, estuve hablando con Giovanna Podda. La abducida italiana. Después me di cuenta de que fue todo un montaje creado por ella eso. Pero lo primero que le pregunté es como podía estar tan segura de que se trataba de extraterrestres. Todo eso se puede fabricar aquí en la Tierra. Las naves. Los androides biológicos. Perfectamente podría haber algún gobierno detrás del tema de las abducciones. Además, toda esa teoría sobre los grises no cierra para nada. Primero se afirma que no tienen emociones y después que abducen gente para perpetuar su especie. Cómo es eso? Una especie sin emociones se preocupa por qué se está extinguiendo? No sé entregarían mansamente a la extinción y ya si no tienen emociones? Que problema se harían? Además. Si son tan expertos clonadores, porque abducen a tantos? Por qué no abducen a dos o tres y los van clonando así se evitan de llevar tanta gente?

Agenda 20/30 y transhumanismo ¿Qué pretenden? ¿La manipulación quiere llegar a ese objetivo?

Creo que de eso nos dimos cuenta un poco tarde. Ya somos transhumanos. Ya somos seres bastante artificiales y dependientes de la tecnología. Pero míralo así... ¿Un ser humano sería capaz de vivir desnudo en la naturaleza? ¿Sería capaz de enfrentarse a la naturaleza con las manos vacías? Sin llevar si quiera fósforos, brújula o un cuchillo? Somos muy dependientes de las prótesis que nos creamos y que ya forman parte de nosotros. Está ropa que uso es una prótesis, no vino con mi cuerpo, las gafas que uso para leer tampoco las traje incorporadas. Este móvil que uso para comunicarme también es otra prótesis. Creo que, en cierto modo, ya somos transhumanos. Como animales somos patéticos. Sin garras, sin piel gruesa, sin colmillos, con músculos débiles, incapaces de correr grandes distancias, solo nuestra habilidad de adaptar el entorno a nosotros nos da una chance de sobrevivir. Un pulgar oponible y capacidad de razonar, de eso dependemos como humanos, el resto nos lo hemos inventado y lo hemos ido incorporando. El transhumanismo no deshumaniza, como se cree, es nuestra propia naturaleza la que nos obliga a ser transhumanos, a transcender nuestras limitaciones como entidades biológicas. Sin dar este paso, no hubiéramos sobrevivido.


Nesara/Gesara ¿Cómo lo ves? ¿Realidad para salir de la Matrix u otro caramelo para manipularnos con nuevas ilusiones?

Nesara/Gesara me parece una idea utópica salida de algunas mentes románticas. Tal y como está nuestro paradigma, sería inaplicable. Primero porque no habría suficientes recursos, somos 8 mil millones de seres humanos en un planeta que está ya sobreexplotado, y segundo por nuestro adoctrinamiento social, por nuestros programas. Imagina a alguien que para ser millonario tuvo que trabajar duro toda su vida. Imagina que vea cómo a quién no trabajo nunca se les da los mismos privilegios que a él. ¿Cómo crees que reaccionaria? Aún en el caso de que fuera aplicable, esto traería una infinidad de conflictos y enfrentamientos sociales. Simplemente no estamos preparados para vivir así. Muchas utopías de un mundo mejor se fundamentan en la igualdad. Pero estamos condicionados a naturalizar la desigualdad, se nos educa para competir, muchos hasta ponen el sentido de su vida en llegar a ser más que los demás, se sienten frustrados si no lo logran. Ese es el principal problema en todo este asunto de la manipulación. ¿Cuánto podríamos durar viviendo en igualdad? Cuanto tardaría alguien en querer ser desigual? Pero dependerá de la credulidad de cada uno. No a todos los van a convencer con eso.

¿Qué pasará con todo esto en tu opinión? ¿Qué dirías para ayudar al despertar, a liberarnos en lo posible de la manipulación y acceder a esa libertad que es nuestro tesoro interior y exterior?

Es evidente que el mundo se dirige a una crisis, a un colapso total del capitalismo, este sistema no podrá sostenerse mucho más y vamos a tener que buscar nuevas alternativas. Y deberán ser alternativas adaptables, no utópicas. El futuro puede ser mejor, pero también puede ser peor. Lo cierto es nada va a volver a ser lo que fue. Cuando el mundo se derrumba, lo recomendable es apartarse lo más que se pueda, no intentar sostenerlo. El camino al despertar y, por ende, a la libertad, es una ruta interior. No debe buscarse afuera. Como dije anteriormente, cada uno de nosotros es único, lo bueno para uno, no necesariamente va a ser lo bueno para todos. Lo que a mí me hace crecer, a otro, tal vez, lo aniquile. No acepten nada, cuestionen todo. Últimamente la manipulación viene de dos bandos. Por un lado está el sistema y por el otro la conspiranoia y la nueva era. No se dejen convencer por ninguno de estos dos bandos, vean por ustedes mismos.