PALABRAS

"Una mirada lo cambia todo: la perspectiva, la luz, la sombra, el verso... la palabra."

RUTH RUBIO. VIBRANDO CON LA VIDA

Hace 2 meses / Gente con ARTE / 0

Fecha de publicación: 29 de noviembre de 2017

ENTREVISTA A RUTH RUBIO

Por Cristina Mª Menéndez Maldonado

Ruth Rubio, artífice de TODO ES VIBRA

Ruth Rubio Rubio nació el 20 de Diciembre de 1973 en Madrid.

Es la mayor de las dos hijas del matrimonio formado por José, maestro, funcionario y amante de la Naturaleza y María Eugenia, ama de casa portadora de una gran intuición. (Bruja de toda la vida, en el mejor sentido; ella cuenta que su abuela o bisabuela también lo eran. ¿Qué mujer no lo es?)

Con 20 años completó la Diplomatura de Magisterio (siempre quiso hacer algo relacionado con la Naturaleza, biología y al final estudió lo mismo que su padre; con vocación. Le encanta ser Maestra y ¡enseñar el mundo! Se especializó en Lengua Española e idiomas modernos (inglés) haciendo las prácticas en Londres a través del programa Erasmus.

La carrera de magisterio se le hizo muy corta. Casi no le dio tiempo a vivir la vida Universitaria. Además con una Diplomatura sentía que no podría llegar lejos, necesitaba formarme más en Educación: Sus bases filosóficas y científicas. Hizo Pedagogía y a los 24 ya era Licenciada en Pedagogía con el Postgrado de Experto en Intervención Psicoeducativa con menores en Conflicto y desamparo Social. Con ello puso la guinda a su formación. Venía de una familia desestructurada y vivía en un barrio marginal (Carabanchel Bajo hace 20 años no era lo que es ahora). Esto le impulsó a trabajar con los que lo habían pasado mal igual que ella, o tenían menos oportunidades… Siempre trató de encontrar la manera de aunar educación con naturaleza, por lo que se siguió formando como “Monitora y Coordinadora de Tiempo Libre” a través de la Comunidad de Madrid. Trabajó durante más de quince años como maestra en escuelas del Estado y participó activamente en el tejido asociativo juvenil, presidiendo y gestionando durante una década una asociación de barrio, (Asociación Cultural y Deportiva de Carabanchel, ACUDE), entre otras acciones asociativas con entidades como Cruz Roja.

Su pasión por la Naturaleza le ha hecho recorrer con la mochila al hombro los escenarios más impresionantes del Planeta, pues para ella viajar es “sentirse conectada con la vida” y reconoce que siempre tiene destinos en su lista, pues cada vez que llega a un lugar nuevo encuentra alguien que le habla de otro maravilloso y así la historia continúa…

Ruth viaja con la mochila al hombro, pues considera que no es lo mismo si va con maleta, o si va con todo reservado desde casa. Su forma de disfrutar del mundo es pisar “Naturaleza”, le da igual que sea un desierto o una selva, que una montaña… Viajando es feliz. La naturaleza es su santuario, su centro, su espacio sagrado, el lugar donde puede ser auténtica, sin máscaras, libre.

«Desde pequeña me iba con mi padre los domingos al campo a pescar, las semanas santas a por truchas a Vinuesa… Teníamos el ritual de subir uno de los días a la “Laguna Negra y los Picos de Urbión” y allí había un pino gigantesco que era el árbol favorito de mi padre. Pescábamos truchas, las limpiábamos en el río y las cocinábamos allí mismo en la lumbre… Eso era maravilloso…Hacía tiempo que no lo recordaba…También tengo una hermana pequeña. Siempre nos hemos llevado como el perro y el gato. ¡Éramos tan distintas! Ella académicamente hablando era perfecta, yo un desastre, pasaba los cursos, aprendía por intereses, es decir me encantaban las “Naturales” y sacaba dieces, no me gustaban las matemáticas y sacaba 5 raspados… Creo que he sido así siempre. Actúo por instinto y emociones. Creo que todos en mayor o menor medida somos así. Ella era urbanita yo más de monte que las cabras. Yo siempre sonriendo, ella siempre seria. Yo siempre con los chicos ella con las niñas…»

Desde 2010 Ruth entra en contacto con las técnicas energéticas por prescripción facultativa y hasta hoy trabaja y sigue investigando con ellas, desarrollando sus facultades e intentando aceptar una realidad que hasta este momento no existía en su “disco duro”.

En 2016 y con el propósito de dar a conocer su experiencia decide publicar Karma 13.

En este nuevo camino también ha conectado con su energía femenina. Una energía de la que siempre ha renegado y que ahora necesita integrar…


1.-¿Quién es Ruth Rubio? ¿Cuál es su nuevo camino? ¿En qué has cambiado?

Aún sigo en este camino aprendiendo cada día… Antes yo lo tenía “todo muy claro” ahora no tengo nada claro:  

Pensaba que no iba a tener hijos porque traerlos a este mundo no merecía la pena… Que los ricos son todos unos “fachas”, unos “pijos” y la gente que valía la pena era la “carabanchelera”, la de barrio…Que no me iba a casar nunca…

Que usar tacones y pintarse no iba conmigo. Yo soy así, natural…Y así un montón más de chorradas…

Hay un capítulo en Karma13 en el que me defino muy bien o eso creo… “¿Quién eras tú?” Se titula. 

En el pasado tan claro lo tenía todo que estaba hasta arriba de acné en la cara, asma, alergias e intolerancias de todo tipo, la rodilla derecha hecha polvo y cada noviembre enfermaba de Neumonía… El Alma habla a través de tu cuerpo. Pero yo eso no lo sabía entonces.  

¿En qué he cambiado? Me he enfrentado a grandes miedos (a mi madre, a mi ex pareja) No a ellos en confrontación directa (que un poco también), sino al miedo que yo sentía en mi interior. A eso es a lo que me he enfrentado. Amor y miedo… ¡Qué fuerte! ¡A quien más amas, es a quien más miedo tienes! Es brutal darse cuenta de eso.  

El enfrentarme a ellos me permite confiar mucho más en mí. Si he sido capaz de mirar a la cara a esa sombra, pocas cosas me van a congelar ahora. 

Me estoy amando. Nunca lo había hecho; creía que sí. Pero cuando descubres que si te amas dejas de sufrir entonces te das cuenta de que lo de antes no debía ser amor. Nunca he tenido la piel tan bien, nunca me he visto tan guapa, se me han curado alergias, intolerancias, neumonías y demás por arte de magia. 

He aprendido a decir “NO”. A elegir solo lo que me apetece sin ponerme nerviosa, sin miedo. También a distinguir entre vínculo y relación. Eso me ha permitido colocar a mi madre en la distancia correcta para poder disfrutar de ella, y a otros también. Pero eso viene rodado, si lo haces con quien más te cuesta, el resto es más fácil. 

He vuelto a conducir… (ya no me conducen) 

Pueden parecer pequeñeces pero tu “Ser” aprende así que algo muy importante ha cambiado; haciendo cosas que nunca has hecho. Subirme al monte yo sola con la perra; ponerme pendientes, y disfrutarlo. Esto es muy importante. Si lo haces obligándote porque lo “tienes” que hacer no funciona.  

“Soltar” porque “debes” soltar, “fluir” porque tienes que fluir… Si usas el verbo “tener que” o “deber” no vale. Es porque me apetece, porque lo necesito, porque quiero vivirlo… Hay un punto en que el cuerpo te lo pide, y si le escuchas y le haces caso, eso te transformar.  

Todo es Energía. Todo es vibración. Hay que sintonizarse con uno mismo y sentir cómo vibras, y actuar en consecuencia. No sé explicarlo mejor. 

¡Ah! ¡Y es muy de andar por casa!, ¿eh? Aunque de pronto vivas sincronías, hechos mágicos, señales, causalidades… tú sigues durmiendo, comiendo y yendo al servicio como todo hijo de vecino.  

Me doy cuenta de que lo que aprendo está basado en la acción. No me creo que la transformación en una persona de mis características se dé por echar horas meditando; no. Es una mezcla entre observación de ti misma desde fuera, escucha activa de tus emociones y de tu cuerpo (te lo indican todo el tiempo) y toma de decisiones (aquí hay que ser valiente. No me valen medias tintas, ni autoengaños porque si no la vida te la vuelve a dar pero más fuerte) 

Me he liberado casi por completo de dos vibraciones terroríficas: 

“Vibrar en el drama y vibrar en modo víctima”. Una liberación, cuando lo consigues de verdad. Pero siempre desde la emoción, la energía, la vibración, lo sientes no lo piensas. Si le metes mente, olvídate que no sale. 

2.- En tu página “Todo es vibra” hablas de un importante momento de cambio, de elevación energética, de frecuencia, de vibración. ¿Cómo es ese cambio, qué supone para el ser humano y cómo podemos aprovecharlo? 

Creo que estamos viviendo un momento muy especial para la “transformación humana”. Creo que los momentos de transformación vienen a continuación de “grandes momentos de crisis”; crisis agudas. Y esto se da tanto en “Micro” (individuo) como en “Macro” (la humanidad y el planeta). Siento que llegará el momento en que esta forma de vivir ya no se sostendrá más, y sobrevendrá la transformación. Lo viviremos como calamidades, desgracias épicas, pero, en realidad ¿no lo estamos viviendo ya? Sin embargo pienso que ha de ser algo más “hecatómbico” (me acabo de inventar una palabra), porque los seres humanos tenemos un alto grado de tolerancia al sufrimiento, igual que un drogadicto que cada vez necesita más droga para sentirse normal… Así dicho puede sonar horrible, pero yo sueño con ese punto de no retorno, esa saturación que provocará que la verdadera esencia del ser humano que es “AMOR”, salga de nuevo a la superficie. No veo otra manera.  

Si todo lo que te rodea lo traduces en forma de frecuencias altas, más cercanas al “Amor”, y densas o bajas, más cercanas al “Miedo”, ves cómo todo tiene sentido: Estamos librando una batalla contra nosotros mismos sobre un escenario que además vibra con nuestra energía, y entonces ya no entras en el juego de “buenos ni malos”. Es lo que es, porque todo es energía y la energía siempre fluye y se transforma y eso es lo que nos está pasando en estos tiempos. Que la energía está elevándose una cuarta y eso provoca resistencia, miedo (prefiero lo malo conocido que lo bueno por conocer), violencia, conflicto…

Y después de eso: “Un nuevo paradigma”.No me puedo ni imaginar llegar a vivir eso.

2.-¿Cuál es tu opinión acerca de lo que afirman algunos científicos cuando dicen que lo que vivimos no es real, que estamos en una especie de Matrix, aludiendo al famoso film de los hermanos wachowski?  

Me alucina la filosofía de Matrix; es brutal. Luchar para salir de lo establecido, y tantos otros temas que toca… 

No lo veo tan descabellado. Sin embargo en esa teoría me falla un detalle. La “Matrix” la crean seres externos a nosotros. Ya sean seres que nos dominan, ya sean seres de otros universos que experimentan con nosotros, los “reptilianos”, como apuntan algunas teorías… Siempre es algo externo a nosotros el que se construye Matrix para mantenernos en un mundo “no real” e impiden nuestro acceso a la realidad que hay ahí fuera.

Cuando hice el segundo nivel de Reiki nos hablaron de la teoría del campo holográfico. La realidad (materia y demás frecuencias que percibimos a través de los sentidos) es energía. No existe otra cosa que energía vibrando a distintas frecuencias; frecuencias en las que estamos “calibrados” para percibir. Hay muchísimas más pero como no las percibimos, no están registradas en nuestro disco duro, para nosotros no existen, no son reales. 

¿Qué es la realidad entonces? Simplemente un montón de reacciones químicas y neuronales de nuestro cerebro, aderezado con un sistema emocional de lo más complejo que le pone la salsa a lo percibido. Sin embargo, también podríamos decir que la realidad es la capacidad que tiene el ser humano para transformar la energía en materia. Y aquí está la diferencia. ¡Somos nosotros mismos los que creamos nuestra Matrix! Es decir podemos cambiar una vibración de una determinada frecuencia a otra que podemos percibir. Convertimos energía en materia y lo hacemos con el piloto automático puesto. ¡Ay si fuéramos conscientes! ¿Pero de acuerdo a qué creamos esa Matrix? Aquí viene la complicación: “Basándonos en nuestras creencias”. 

Por tanto, yo soy de la opinión que somos responsables de lo que creamos. Que no nos gusta, es obvio. Pero ya aprenderemos a crear una Matrix que si nos guste y ya verás cómo no buscamos la salida… ¿O sí? Lilith salió del Paraíso y era una Matrix “perfecta” y mira donde fue a parar… Ella no quiso conformarse con que  Adan no admitiera su independencia y que estuviese al mismo nivel. Se la ha demonizado cuando en realidad representa a la mujer salvaje, en el buen sentido. 

Me gusta más vivir basándome en teorías y si puedo, comprobarlas. 

Creamos nuestra Matrix en base a creencias, y colocamos estas creencias y patrones entre nuestro “Ser Superior” y “nosotros”, y así conformamos una idea de quién creemos ser y con esa idea, y nuestra capacidad de crear realidad, materializamos… Y así nos va. 

Con Reiki II lo que hacemos es colapsar el holograma enviando energía a esos patrones y creencias, con lo que conseguimos estar directamente conectados con nuestro ser superior. A partir de ahí puedes crear una realidad muy diferente a la que te rodeaba hasta ese momento. 

Yo particularmente veo en esta teoría mucha verdad. 

3.-¿Cómo es posible gestionar las emociones en una sociedad como la nuestra en el que se ha relegado la conexión espiritual en “pro” de un materialismo feroz? ¿Cuál es, en tu opinión, el reto al que se enfrenta el ser humano, más o menos consciente o no, hoy? ¿Cómo neutralizar el miedo? 

El ser humano sólo tiene una manera de aprender. A través de la experiencia. Estamos aquí para vivir y aprender de la experiencia; y no al revés. He sido 15 años maestra de escuela y me he dedicado a hacerlo al revés: enseño la lección y te paso la prueba. Así no se aprende. Primero la vida te pasa la prueba y entonces aprendes la lección. 

Somos analfabetos emocionales, espirituales, no escuchamos el diálogo estrecho que mantiene nuestro “Ser superior” con “nosotros” a través del cuerpo con enfermedades, síntomas, accidentes… No nos da la gana de escuchar. 

Y volvemos a lo de antes. Si mis creencias son estas, creo con ellas mi realidad y las reproduzco en la sociedad. 

Así nos perpetuamos en la no evolución… Hasta que la energía que siempre se expande, fluye y se eleva rompa este sistema. 

Todo depende de nuestras creencias. La culpa la relacionamos con la abundancia, no nos creemos merecedores de ella, entonces adquirimos más y más, y de nuevo la culpa Si no sintiéramos culpa o nos amáramos bien, no necesitaríamos cubrir esas carencias con consumismo. Yo en la montaña no necesito nada; soy feliz. Un tomate, un bocadillo, agua y abrigo: “Feliz”.  

El materialismo es consecuencia de nuestro miedo a nosotros mismos, de no sabernos amar de verdad, de creernos malos, inferiores, no merecedores de la felicidad real… Somos cobardes en general. Hasta que la vida nos exige ser héroes de nuestra vida. Entonces se produce la transformación. 

Nuestro reto somos nosotros mismos. Somos el mayor reto al que nos podemos enfrentar. Y tenemos tanto miedo que no somos capaces de mirarnos a los ojos y actuar. Somos muy cobardes. El miedo es a la vez nuestro mayor problema y al tiempo la solución a nuestros problemas. Sin miedo no habría evolución. Pero con miedo y sin valentía, sinceridad y arrojo no vamos a ningún sitio. 

El miedo en positivo es una puerta, un paso, una oportunidad. Una iniciación (¡Inici-acción!). Es el acicate que nos permite superarnos y transformar nuestra realidad. Son las doce pruebas de Hércules; el camino del Héroe. 

El miedo en negativo es inacción, estancamiento, frustración, dolor, es mucho peor que la muerte. 

Al miedo hay que afrontarlo como una oportunidad de transformación. Un reto que se te presenta en la vida para superarte y evolucionar. 

¿Y cómo? Debe haber mil formas… A mí lo que me funciona es huir del drama y del victimismo, llamarlo reto y no problema, verlo desde un escenario externo a mí, y “ACTUAR”. Hacer lo que nunca hasta ese momento he hecho cuando se me ha presentado ese miedo. Hacer lo contrario a lo que he venido haciendo hasta ese momento en mi vida.  

Bueno, pienso… si en 40 años he reaccionado así y no ha funcionado y la vida me lo vuelve a repetir, voy a ver qué pasa si hago esto otro.

No hay garantías de que vaya a funcionar pero sí de que ocurra algo que hasta ese momento no se había dado en tu realidad. Seamos creativos A mí solo me ha llevado 40 años darme cuenta. 

4.-El Amor como motor de la existencia de todo el universo, ¿es el antídoto de todos los desequilibrios, la llave maestra? ¿No crees que a veces se confunden amor, apego y llamamos amor a lo que no lo es…? ¿Cuál es el amor que sana de verdad, cuáles son sus ingredientes, su magia interior, su esencia…? 

Si que llamamos amor a lo que no lo es. Qué perdidos estamos. Se me rompe el corazón, de verdad. 

¿Cómo podemos hablar siquiera de amor cuando nos agredimos, nos violamos, nos asesinamos, creamos armas, nos envenenamos y envenenamos el espacio donde vivimos? 

No sabemos amar. Y luego nos pegamos a otro y decimos ¡te amo! No, es mentira. Buscamos la energía que nos complementa, que cubre nuestras carencias. Si aún no te amas, tú que sufres porque no sabes vivir en soledad contigo mismo, si sufres porque no aguantas a tu madre, sufres porque en el trabajo el jefe te mortifica, será muy difícil que sepas amar bien a otro.  

“Amar al prójimo como a vosotros mismos” ¡Y lo hacemos!, mal por supuesto... Y así nos va. 

Me da un poco de apuro hablar del amor, amor…Justamente he vivido experiencias en nombre del amor y darme cuenta de que así no es, es muy duro. 

Hay creencias de las que es muy difícil deshacerte. ¡El apego es terrible!, la creencia de que la madre es amor puro así de serie, (es una brecha enorme en las mujeres de hoy en día, un tema tabú el de la madre), la creencia de que el sacrificio va ligado al amor verdadero. 

Creo, de acuerdo con lo vivido, que el “quid” de la cuestión está en ir descubriendo cómo es eso de amarse a uno mismo primero, sin tener sentimiento de culpa, o tacharte de egoísta. El amor no está afuera esperándote. No sirve de nada buscar el amor afuera. El Amor comienza en ti y se extiende hacia afuera como una onda; es así. 

No conozco todos los ingredientes, pero el básico es energía. Es una frecuencia y se puede sentir en todos los chakras, menos en el cerebro. El amor no reside en el pensamiento.  

Es de crecimiento exponencial: cuanto más das, más recibes. ¡Pero ojo! Cuanto más das sin esperar nada a cambio (a no ser que hablemos de relación, que no de amor libre, que no es igual) y sin sensación de sacrificio. Si no lo haces así ya no es amor, es necesidad, y lo estás buscando fuera. El amor lo trabajas desde dentro y para ti. 

  Ahora me lo tomo como un juego. Voy a ver qué pasa si le doy un abrazo a esa mujer que pide en el Metro, y a la que nadie mira…Es brutal la reacción de la gente. Ahí ves lo que es el amor. El amor es el antídoto del Miedo. Das amor y la bomba explota en el vagón del metro, y otros se levantan y dan su bocata o un teléfono para que llame para un trabajo.  

Cuando lo vives tu cerebro alucina, y energéticamente se produce una transformación en ti y en muchos otros.  

El amor es el antídoto del miedo. Pero se debe dar sólo si se siente que sale solo. Si no, metes mente y se acabó.  

Pero, no pasa nada de nada por estar con alguien que te complementa, que te hace de espejo y te enseña tus defectos, que te hace sentir cuidada y protegida, que te da simplemente lo que necesitas. Somos muy extremistas en esto del amor. Y cuando nos metemos en este proceso de despertar de la conciencia ¡Parece que ya con el amor a ti mismo vas sobrado, y que llevar una relación de pareja es de débiles-dependientes espirituales…Eso no es así.  

Somos seres humanos y venimos a vivir experiencias. Necesitamos interaccionar con los demás para eso, y tenemos sentimientos.  

El amor se da sin esperar nada a cambio y sin sensación de pérdida o sacrificio. ¡Pero ojo! Una cosa es el “Amor” como emoción, vibración estado del Ser y otra cosa es la convivencia. Una cosa es el vínculo y otra la relación. En el vínculo sólo está el amor. En la relación se dan otras muchas variables. Pero nunca se ha de perder la perspectiva. Nunca debo sentir que es un sacrificio. Si doy, doy con el estómago tranquilo… Es como quien presta dinero (en el fondo sospecha que no se lo devolverán), pero lo presta porque es su amigo, porque me ha hecho muchos favores antes, porque es lo que hay que hacer… Pero pasa el tiempo y se hace realidad tu sospecha, no te lo devuelve y finalmente la amistad se quiebra. 

No lo diste desde el amor. Así no sale bien.


5.- ¿Cómo cambió tu vida el Reiki? ¿Qué claves, sensaciones, visión, nuevos caminos abrió en tu vida? ¿Qué supone una sanación integral del SER para ti? 

El Reiki transformó mi vida. El Reiki fue el comienzo de una vida totalmente diferente. Reiki I me descubrió que la energía te sana físicamente; porque lo hizo conmigo. 

Reiki II me descubrió que cuando elevas tu vibración el Universo te presenta los retos (miedos, traumas creencias limitantes) a los que enfrentarte. Reiki II es el nivel emocional. Siempre puedes elegir. Tienes libre albedrío, aunque a veces no estoy segura de esto. 

Reiki III es la Maestría interior. Conectas con tu Ser Superior, eres uno con él y actúas en consecuencia. 

Todo esto sólo si estás dispuesto. Es una etapa de ruptura, transformación y reconstrucción desde los cimientos. 

Quien busque en Reiki la solución a sus problemas lo puede encontrar, pero a través de su esfuerzo y valentía. Reiki “solo” es Energía. 

Cuando hice Reiki III mi maestro me dio a leer antes en una entrevista previa, las consecuencias que podía tener en mi vida: perder relación con familiares y amigos, separarte de la pareja, perder o abandonar el empleo… A mí me pasó todo. Las estructuras sobre las que había construido mi vida no me sostenían. 

Con la familia lo que ocurrió fue al revés. Llevaba 15 años sin relacionarme con mi madre y gracias a deshacerme del patrón del miedo a la madre, superé ese reto. Siempre hablo de estos hechos desde el inconsciente. Yo en ningún momento tuve en la cabeza pensamiento alguno de reconciliación, acercamiento o perdón. En mi caso la energía era tan brutalmente avasalladora que me era imposible ignorar los mensajes que me enviaba. 

Yo jamás había tenido ninguna experiencia extrasensorial o energética o parapsicológica, me costaba creer a los que hablaban de ello. Ahora sé que existe. Es parte de la Energía. Parte de nuestro Ser. 

A mi Reiki me abrió al mundo del YO. Me dio la energía que necesitaba para comenzar un camino que nunca antes había transitado. Me amplió mi visión de lo que considero real. Derribó creencias relativas a la vida que solo servían para hacerme pequeña y dependiente. Pero sólo fue la herramienta. Reiki no sana si uno no quiere tomar las riendas y asumir su responsabilidad. 

Reiki es una herramienta que te ayuda a “limpiar tu casa”. Ya depende de ti cuanto quieras limpiarla, o qué cuartos prefieras limpiar o si decides remodelarla por completo. Tú eres el que limpia, Reiki es el trapo. 

Yo estoy remodelando la mía. 

“Sanación Integral del Ser” es el concepto que me sirve para recordar que somos seres complejos, compuestos por varios sistemas de Energía y que debemos procurar que vayan todos al tiempo, porque si no sobreviene la enfermedad y el sufrimiento. 

Yo a estas alturas siento que si todos estuviéramos conectados a nuestro Ser Superior, Alma, Yo o como se le quiera llamar, no necesitaríamos de varios frentes para sanar. Es más no concebiríamos el síntoma sino como un diálogo entre nuestra alma y nosotros. Y al existir ese diálogo y tomarlo en cuenta, actuaríamos en consecuencia y lograríamos el reajuste. 

Pero aún nos cuesta. Nos vemos como entidades hechas de partes: nuestro físico, nuestras emociones, nuestro espíritu. Aunque en realidad somos un organismo formado por múltiples sistemas relacionados al milímetro. Un sistema complejo y muy delicado. 

Como no nos vamos a pelear con el mundo les podemos decir: bien, vamos al médico (eso alimenta y reconforta a tus creencias de que sólo la medicina moderna tiene el poder de sanarte, pero está bien, yo también voy al médico aunque sé que la que me sano soy yo) y él trabajará sobre tu sistema físico-mental. 

Pero los otros sistemas necesitan cuidados y reajustes y ahí entra la medicina vibracional (energética) con la que yo trabajo. Reiki o imposición de manos, Flores De Bach, aceites esenciales, péndulo hebreo… trabajan sobre los sistemas energéticos (que son todos incluido el físico pero a la gente le cuesta un poco más entenderlo) 

Y después está el cuidado, la relación con el Espíritu. También debemos comunicarnos con él y escucharlo. Y ahí entran Los Círculos de Mujeres, Las Bendiciones de útero, las Iniciaciones de Reiki o de cualquier otro tipo, los rituales. 

El ser humano siempre ha hablado con su espíritu. Cuando hablas con él te sientes reconfortado y lleno de sentido.  

Así que con sanación integral del ser me refiero a tratar de cuidarnos desde los tres aspectos básicos humanos físico, emocional y espiritual. 


6.-Eres transformadora ¿Qué conlleva este término, cómo ayudas a otros?

Me ha costado aceptar ese término, pero… ¡qué diablos! Ya que estamos puestos a derribar muros ¡pues este también!  

Al final me va a quedar un loft muy luminoso… 

Bueno, pues no llevo mucho tiempo en modo transformadora pero creo que va de tener la capacidad de tocar la vibra del otro donde necesita que se accione para “romper” con lo que necesite. Romper y comenzar a crear de nuevo, entiendo… 

Vengo a ser la persona que en vez de apagar la bomba en la peli, la acciona, y la verdad es que me gusta. 

Yo no soy muy consciente de cómo ayudo a los otros, no soy de dar consejos. Soy más de contar mis experiencias, de ritualizar (el inconsciente está deseando ser atendido), de elevar la Energía.

Lo que veo muy claro es que la gente que llega hasta mí viene con unas experiencias o necesidades muy específicas y muy relacionadas con las mías (aún cuando no me conozcan de nada) Lo que me hace reafirmarme en que lo que creemos lo creamos en nuestra realidad.

Quiero decir, si yo estoy con mi foco puesto principalmente en La Energía Femenina, en sanar la Herida con la madre, en la mujer, en el útero y todo lo que conlleva sacralizarlo y sacralizar lo Divino Femenino, llegan a mi personas (tanto mujeres como hombres, como parejas) buscando restaurar esa misma vibración. A saber mujeres que buscan ser madres, hombres que anhelan poder expresar su creatividad, mujeres y hombres que rechazan su feminidad, mujeres con una gran desvalorización y desconectadas de sus principales centros energéticos (útero, corazón e intuición)

Veo claro que trabajando con ellos me sano yo. Y que buscándome sanar yo les ayudo. Es absolutamente mágico.

He creado un Círculo de mujeres en La Sala Roja, (así se llama mi consulta) y lo hice pensando en mí. Necesitaba tener sensación de pertenencia con las mujeres. Qué curioso que no me costó más que una cita para que se creara.

Me pasó lo mismo con el trabajo energético y de acompañamiento que realizo como Moon Mother, lo descubrí buscando formas de conectar con mi Femenino Sagrado, allí estaban esperándome, y ahora soy yo la que realizo Bendiciones y Sanaciones de útero a las que lo necesiten.

¡Incluso hacemos las Bendiciones Mundiales de útero en La Sala y acuden mujeres que vibran con ello, como yo!

Quiero decir que lo que siento es que cuando haces caso a tu intuición, a tu instinto pensando en ti de verdad en ti, no en cosas externas, el resto comienza a funcionar.

No te puedo hablar de lo que pasará más tarde. Hoy por hoy funciono así, por instinto.

7.-En 2016 publicaste “Karma13”, ¿Qué ha supuesto para ti este libro? ¿Qué experiencias energéticas, sensoriales has sentido durante su escritura? ¿Qué cambios ha operado en ti? ¿Me podrías contar alguna anécdota que te haya impactado de algún lector?

Ha supuesto ser sincera. Perder el miedo. Yo sé que no soy escritora.

Pero sé que se me da bien contar historias. Aventuras. Cuando era “profe” siempre lo hacía. Les contaba a mis chicos dónde había estado, en qué lugar del mundo, para que aprendieran tal o cual cosa, y sé que les encantaba. Porque cuando cuento algo que siento que es importante que sepan los demás, le pongo una energía poderosa y gusta.

En fin yo comencé escribiendo en el ordenador las cosas tan emocionantes que me pasaban y también las terriblemente dolorosas. Siempre he escrito blogs de viajes, diarios de viajes, diarios en casa… Esta vez necesitaba poner por escrito todas esas experiencias que se salían de lo que yo consideraba “normal”, para tener constancia dentro de unos años de que no me lo había inventado.

Durante este proceso, (que fue muy duro, pues “auto detoné” mi propia bomba existencial) uno de los temas que más me enfurecían y me frustraban era el sentirme cobarde. No lo soportaba. Todo el tiempo buscaba maneras de superar eso, de mil y una formas, en mil y un aspectos de mi existencia, y creo que el publicar mi aventura fue una forma de demostrarme que no era cobarde; que me reía del miedo en su cara. Así que me vacié emocionalmente ante todo el mundo para liberarme del miedo.

Mientras lo escribía la sensación era como de quitarme un peso de encima. Me sentía cada vez más liviana, todo ocurría rápido, a gran velocidad, ahora lo recuerdo e iba a todo trapo. Necesitaba liberarme y encontrar respuestas. Mientras lo escribía surgían sincronías, casualidades que me impulsaban a continuar. Como la fecha de la firma del contrato con la editorial: 22 de Octubre. Yo podía haber firmado un mes antes, pero tenía que esperar la respuesta de una ilustradora para saber si íbamos a colaborar en la edición del libro, y tuve que esperar hasta el 22 de octubre (fecha fetiche en la historia de mis ancestras y mía)

Escribir y publicar fue un reto. El gran paso de publicar Karma13 fue parte de mi proceso de transformación: Como digo en el libro llegó un punto en el que morí y volví a nacer con unas estructuras nuevas. Karma13 supuso abrirme al mundo. Mi otra “yo” tenía miedo de la humanidad y se encerraba en sí misma y en seguida se sentía invadida o abusada, simplemente porque vibraba ahí; no lo juzgo. Pero yo sentía (todo el tiempo son emociones las que me indican) que me asfixiaba, y así empecé a abrirme al mundo en muchos aspectos de mi vida. Karma13 fue como mi rito de iniciación para comenzar una nueva vida. Y a cambio Karma13 me conectó con las mujeres como nunca antes lo había estado.

Me llenasteis de historias, de experiencias, agradecimientos, llamadas,… me vi reflejada en todas vosotras. Por primera vez en mi vida me sentía parte de la comunidad de mujeres. A través del sufrimiento. ¡Bendito sufrimiento que nos hace despertar! Nunca lo imaginé. Yo que publicaba mi historia para deshacerme del peso que suponía este proceso y del miedo… ¡Y lo que ocurre es que me lleva directo a conectar con la Energía Femenina! A la que hasta entonces no había hecho ni caso.

Ahora no puedo imaginar el mundo sin sentir su presencia. Es una Energía tan Sagrada y tan oculta... Doy gracias siempre por vibrar con ella ahora.

No recuerdo ninguna anécdota, pero lo que siempre queda en mi es la intensidad de los mails que he recibido…

Algunas y alguno me han escrito, incluso llamado para regañarme por cómo había dejado que Mr.M. se portara así conmigo…Se enervaban con el capítulo en el que cuento que me da el shock anafiláctico, que casi me muero y luego seguimos Mr. M y yo el camino como si nada… Entiendo que les puede el afán de protección (somos amor hasta leyendo una historia de una desconocida), y entonces les explico que todo eran experiencias, aprendizajes por los que yo necesitaba pasar.

Hace unos días recibí el wasap de una amiga que decía: «Ayer por la noche empecé el libro. Me encanta… tanto que ya no quiero seguir dando clases ¡nunca más!»

Puede que en eso consista ser transformadora… Entonces tragué saliva y pensé… ¡Pues ole tú!

8.-¿Qué es el karma? ¿Cómo afecta el karma al ser humano?

No tengo ni idea de lo que es el Karma.

A occidente se le han olvidado sus raíces espirituales. Y se las roba a oriente y las amolda a su cultura porque las que les ofrece la Iglesia Católica no les sirven.

Si Richard Gere es budista yo también, porque debe ser chulo, ¿no?

El yoga, los mantras, el budismo y sus términos… en nuestra sociedad siento que carecen de raíces.

Son muy importantes nuestras raíces espirituales. Son las que nos sostienen en la búsqueda de la espiritualidad. Pero occidente se las cargó de un plumazo. Se desconectó de la Tierra, de la Madre, de la Energía Femenina, y el sistema patriarcal más absoluto dominó nuestro campo de creencias espirituales. Y nos desgarró por dentro. No somos conscientes de que nuestra verdadera esencia espiritual viene de mucho más atrás… De cuando los bosques eran sagrados, las mujeres eran diosas, la Tierra era tu Madre, el Clan era tu apoyo, la Luna y el Sol y las Estrellas, las estaciones, y las mareas dirigían nuestros ciclos de vida y nos hacían estar conectados unos con otros y entre nosotros, el Universo y la Tierra…

Se nos olvidó.

Y ahora hablamos de Karma. Pero no sentimos el Karma. Y no hablamos del Dharma que es su opuesto y complementario, porque en realidad no conocemos ni uno ni el otro, porque no son nuestras raíces.

Yo utilicé el término Karma13 para la novela por pura casualidad. En una página de numerología te hacían un estudio gratuito y cuando lo leí ponía que tenía que saldar mi Karma numero 13: El de la muerte y la resurrección en vida. Y era exactamente lo que sentía que estaba viviendo. Así que lo usé como título.

Para mí el Karma son lecciones.

No hay forma de saldar ese karma más que afrontando los retos que te pone la vida delante con sinceridad, valentía y creatividad.

Saldas Karma cuando aprendes la lección.

Generas Karma cuando vives en un estado de “conciencia ciega”.

9.-Acabas de terminar tu próximo libro. ¿Nos puedes hablar de él? ¿Cuándo se publicará?

¡Estoy en ello en estos días! Ya espero que se publique en Enero, igual un poco antes, ojalá…

Es la continuación de Karma13. Porque mi vida en estos tiempos siento que es una historia que merece ser contada y cuando terminé “karma13” creí que ya había aprendido la lección y que mi vida regresaría a la “normalidad”, pero veo que no…

Esta parte de la historia se titula Meizan. Significa Montañas Sagradas en Japonés.

Meizan es mi forma de honrar a la Madre Tierra y liberarme del miedo.

Hace años hice un ritual en el que se suponía que tres arcángeles vendrían a visitarme por unos días a casa.

Era muy bello sentir que tenías estas visitas en casa. Ellos te concederían tres deseos y tú a cambio deberías comprometerte con tres cosas. Recuerdo que yo me comprometí a honrar a la Madre Tierra, a la Naturaleza. Siento una conexión muy fuerte con Ella.

Durante toda mi vida he viajado a muchos rincones del Planeta con la mochila a cuestas, grandes cordilleras, desiertos, selvas, volcanes, glaciares, bosques… Siempre que estoy en “Ella” soy feliz. Completamente feliz.

Tras Karma13 tuve una experiencia muy mágica de conexión con las montañas. Y esa experiencia y los aprendizajes que me generó es lo que cuento en Meizan. Busco ser completamente sincera conmigo misma. Brutalmente sincera. Y para eso necesito abrirme al mundo y contar las cosas que me pasan tanto mágicas como emocionales y espirituales. Necesito deshacerme de toda artificialidad, maquillaje, protección para evolucionar. Y esto lo hago contando mis experiencias. Lo hago por mí. Escribo para cargarme monstruos.


10.- La humanidad está ante un nuevo paradigma energético, vibracional ¿Cómo podemos acoplarnos a la vibración del planeta Tierra, más elevada que en el pasado? En tu anterior entrevista hablabas de 4ª y 5ª dimensión, ¿cómo alcanzarla?

Meditando. Buscando la Conexión con la Tierra que vibra al tiempo que nosotros.

Esas otras dimensiones llegan solas. Si haces bien tu trabajo. Si elevas tu vibración. Si transformas tus paradigmas y te abres cada vez más y más…

Yo siento que me he transformado. Y aún evoluciono. Lo siento de varias formas:

Una meta-física, ahora tengo experiencias a través de mis sentidos y mi cuerpo que antes no formaban parte de mi realidad, y que en aquellos tiempos hubiera dudado mucho de su veracidad. A saber: visualizaciones, sueños premonitorios, sincronicidades, deformación de metales, corrientes de energía…

Otra espiritual: Cada lección aprehendida, y este matiz es importante, es una vibración adquirida a través de un aprenhender, y se añade a tu sistema energético, no es mental. Nada de esto es mental. Nada. La mente no forma parte de nuestro proceso de evolución. Sientes que algo se ha transformado dentro de ti a través de una experiencia. Lo sientes en el cuerpo, en tu sistema energético.

Yo esto creo que lo he conseguido conscientemente con la ayuda del Reiki, meditaciones, lecturas, Terapias (Regresivas, sistémica) y entrando en ACCION. Inconscientemente puedo asegurar que ha sido entrando en contacto con la vibración del Amor. Estoy segura.

Para mí ha sido, y en ocasiones aún es y será porque la evolución no tiene fin, un camino muy duro, de entrar en el miedo, en el drama, en el sufrimiento, en el dolor físico, en la sombra. Y estar ahí retorcida hasta que llega un instante en el que se produce la transformación de esa vibración y lo trasciendes. Y ese sentir es una gozada. Porque además si es real, (muchísimas veces le metes mente al proceso y te autoengañas, y entonces sigues en tu sitio pero cambiando el discursito a un “blablablabla” vacío de vibración.)Si es real no tiene vuelta atrás. Lo conquistado no se pierde jamás.

11.- Dentro de la Psico aromaterapia ¿cómo actúan los aceites esenciales? ¿y las flores de bach? ¿Qué nos dice la naturaleza con sus esencias?

La Naturaleza es nuestra Madre. Nos trae la vida y también nos la arrebata. Nos nutre durante el proceso.

Las Flores de Bach y los AE son como tantas otras cosas, amor de la Madre hacia nosotros. Energías de la más alta vibración. Y somos muy sensibles a ellas.

Los aceites esenciales (AE) son bombas químicas naturales. Como decían los Alquimistas, son el Alma de las plantas. Son muy fuertes y hay que usarlos con precaución. La más indefensa de las plantitas contiene dentro de sí la Energía de una ¡bomba atómica!

En Psicoaromaterapia buscamos la conexión emocional entre el aroma (que en realidad transporta docenas de compuestos químicos hacia la sangre cuando es inhalado) y la persona que busca sanarse, liberarse o lo que sea.

Se pueden utilizar tanto como para aportar, es decir si necesitas relajación o ánimo, coraje, dulzura… para momentos específicos, como para transmutar, liberarse de traumas (éste es un viaje liberador a través del inconsciente, el sistema límbico, tus recuerdos y los aromas)

De forma muy resumida se basa en que cada recuerdo que tenemos está asociado a un aroma (sea agradable o desagradable el recuerdo y el aroma) Es una impronta individual, cada uno reacciona a un aroma de manera distinta según sea su emoción ante él. Aunque hay algunos que en general producen beneficios o reacciones comunes a la mayoría (lavanda= relajación) no se puede generalizar.

Si los AE eran el Alma de las plantas… ¡Las Flores de Bach irían aún más allá! La energía más sutil que emana de ellas. En un bote de flores de Bach químicamente hablando no hay nada. Es su vibración lo que porta las esencias.

El Doctor Edward Bach era un médico con una sensibilidad extrema que vino a este mundo para descubrirnos las diferentes frecuencias vibracionales de las plantas. Sostenía que las dolencias físicas provenían de no escuchar a nuestra Alma, de resistirnos. En fin lo que vienen a decir ya un montón de teorías psicológicas y médicas. Las emociones están totalmente conectadas al cuerpo.

Las emociones son energías, frecuencias de vibración que vibran en todas y cada una de nuestras células. Nuestro cuerpo es una máquina impresionante pero cuando te pasas treinta años vibrando por ejemplo en modo víctima, eso no hay cuerpo que lo aguante. Lo colapsas y enferma.

Las Flores se usan para contrarrestar esos estados emocionales negativos. Yo las uso como coadyuvante en la consulta de Reiki o para sostener al cliente en una época dura… Su aplicación no tiene efectos secundarios, lo puede tomar cualquiera, y notas sus efectos cuando de pronto un día ya sientes que no necesitas más su apoyo…

El remedio más conocido es el “Rescue Remedy” que es una mezcla genérica que creó Bach para momentos de crisis agudas. Pero yo soy de la opinión que se abusa de él y que son pocos los que de verdad se animan a ser tratados con flores de Bach de manera personalizada que es en realidad como mejor funcionan.

En esta sociedad todo lo queremos rápido y con un gran golpe de efecto. Y las Flores de Bach no son así. Son como la Naturaleza, incansable, sutil e implacable al tiempo. Y si les das eso, tiempo, las Flores te pueden llegar a transformar la vida.

Ambas esencias te piden una cosa básicamente para poder ayudarte: Sinceridad.


12.-Háblame de tu misión como “Moon Mother” y la sanación del útero. ¿Cómo vivimos las mujeres este momento vibracional? ¿Qué necesitamos sanar en nuestra propia vida y en nuestro linaje?

¡Soy tan feliz como Moon Mother! Es otra de las cosas que la vida me ha regalado a cambio de abrirme por fin de verdad a la “Energía Femenina”.

Las Moon Mother somos mujeres que trabajamos para que otras mujeres reconecten con la verdadera Energía Femenina a través de sus principales centros energéticos (útero, corazón y tercer ojo) con las Bendiciones y Sanaciones de útero.

Y a la vez realizando un trabajo de concienciación sobre la Naturaleza cíclica de la Mujer y la conexión absoluta que mantenemos con la Tierra y la Luna.

Trabajamos con los cuatro arquetipos: doncella, madre, hechicera y bruja. Procuramos que cada mujer acceda desde lo más profundo y conecte con ellos y descubra en qué arquetipo se encuentra en cada momento y se ame y se respete por ello.

Realizamos las Bendiciones de útero (que para que se entienda son como iniciaciones de Reiki) para elevar la frecuencia vibracional de las mujeres y conectarlas a lo Sagrado Femenino. Trabajamos con la limpieza energética de nuestros úteros que traen no solo el dolor y sufrimiento de nuestras experiencias como mujeres (Los hombres carecen de un cuenco donde recoger toda esa vida) sino el dolor y sufrimiento de nuestras ancestras.

Buscamos honrarnos, amarnos y reconectarnos desde las raíces de la Tierra Madre y la Luna, que maneja nuestros ciclos menstruales.

Ser conscientes nos hace libres, fuertes, bellas y hermanadas con las demás.

Buscamos transformarnos, empoderarnos para así poco a poco ir transformando el sistema patriarcal que nos mantiene castradas como hembras en un sistema más justo y amoroso para todos.

Las mujeres de nuestro tiempo ya no lo soportan más. Tanto sufrimiento, tanto adaptarse al sistema patriarcal para poder medrar en la vida, tanto renegar de nuestra verdadera naturaleza femenina, de nuestra sangre menstrual, nuestras caderas poderosas, nuestros pechos y figuras diferentes, siempre buscando adaptarnos al modelo que exige el sistema en todos los ámbitos. Siempre las malvadas brujas, siempre Eva la que trae el mal al mundo, siempre las peligrosas, las que hay que controlar…

Las Moon Mother trabajamos para que el amor entre en nosotras y se expanda hacia afuera. No es un grupo feminista, ni de lucha política, ni religioso… Es un grupo de mujeres que vibra en lo femenino en lo Divino Femenino.

13.-¿Cuál es tu pronóstico para la humanidad en el futuro? ¿Se está dando realmente un cambio energético significativo hacia una mayor conciencia?

¡Madre Mía!!No tengo un pronóstico ni para mí! Jajajaja

Creo, siento, que está ocurriendo algo. Que a mí me está ocurriendo algo… Podría proyectar eso al resto y decir que sí, que la humanidad se está transformando, pero no lo sé…

Ojalá que pudiéramos vivir esos días de transformación de la Humanidad. Sería algo épico.

Pero a veces no estoy segura… El hombre necesita abrir su corazón. Lo necesita urgentemente; sufre mucho. Tiene mucho miedo. Y ha cerrado su corazón a la Energía Femenina; a su energía Femenina.

Creo que en estos tiempos las mujeres estamos jugando un papel muy importante en el desarrollo de la humanidad.

Somos las portadoras de la Vida. Siento que debemos liberarnos de tantos siglos de sufrimiento y cadenas que llevamos incrustados en nuestros sistemas energéticos, y que cuando lo consigamos se dará una explosión de amor que permitirá al hombre conectar con su parte femenina.

Como dice la Abuela Margarita: «La misión de la mujer es enseñar al hombre a amar. Cuando aprenda, tendrá otra manera de tratar a la mujer y a la Madre Tierra»

Pero no lo podremos hacer sin antes recordamos quienes somos nosotras, y cuál es nuestro hermoso y poderoso don.


14.- ¿Cuáles son tus proyectos futuros?

Quiero dar tiempo a TODOESVIBRA para consolidarse y que vaya conociéndose poco a poco.

Quiero trabajar para las mujeres principalmente y quiero contar mi historia.

Quiero seguir creando y o ayudando a crear “Círculos de Mujeres” como el que se ha creado en la Sala Roja. Creo que son un espacio maravilloso para el encuentro con lo Sagrado Femenino.

Quiero ayudar a las mujeres a crearse un mapa de acción cuando llegan a mi consulta y sienten que no pueden más, pero no saben por dónde empezar.

Yo gracias a mi experiencia y mi formación, ahora sé desde qué ámbitos podemos liberarnos y mejorar y sanar. Y eso es lo que quiero ofrecer.

Un plan de ataque desde tres vertientes:

IMPULSO ENERGÉTICO: Elevar nuestra frecuencia vibracional y sostenerla ahí a través de iniciaciones de Reiki, Bendiciones de Útero, sesiones de medicina vibracional (baños de gong, cuencos tibetanos, sesiones de Reiki o sanación de útero, A.E, Flores de Bach)

IMPULSO EMOCIONAL: Implica confrontar, digerir y trascender resistencias, miedos, traumas…. A través de la Terapia Sistémica, las Constelaciones Familiares, biodecodificación y análisis del árbol genealógico.

IMPULSO SOCIAL: Implica encontrar un espacio donde sentirte arropada, comprendida, no juzgada, hermanada, formando parte de algo más grande que te sostiene y te permite ser tú en libertad. A través de los Círculos de Mujeres, Talleres de Arquetipos de la Diosa, Bendiciones Mundiales de Útero y lo que se me ocurra!

Ese es mi plan…¡De momento!

Más información: AQUÍ

Para ver la entrevista de Ruth en "Los zapatos rojos de Dorothy": AQUÍ

La reproducción de la totalidad o parte de los contenidos de esta página web en cualquier soporte y por cualquier medio técnico deberá citar siempre al autor. Está prohibido la reproducción total o parcial del mismo para fines comerciales o lucrativos sin el permiso del autor.